Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 13:30

La vacuna de la tosferina para embarazadas se incorporará el 1 de enero

“Andalucía analiza desde hace meses la situación epidemiológica”, asegura Alonso

Jueves, 05 de noviembre de 2015, a las 13:48
Redacción. Sevilla
El consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, ha señalado que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) incorporará la vacuna contra la tosferina en mujeres embarazadas a partir del próximo 1 de enero de 2016.

El consejero de Salud durante su intervención.

Así ha respondido Alonso a la pregunta planteada al respecto por la diputada popular Esperanza Oña, respuesta en la que el consejero, tras lamentar el fallecimiento reciente de un bebé de quince días en Málaga, ha señalado que desde hace varios meses, Andalucía, con el resto de comunidades y el ministerio “viene analizando la situación epidemiológica que a nivel nacional e internacional está sucediendo en relación con la tosferina, que está incrementado casos”.

Alonso ha explicado que a mediados de este año se ha comunicado por parte de los laboratorios un problema de suministro de vacunas a nivel mundial. En este sentido, en la Comisión de Salud Pública de junio de 2015, “acordó que cada comunidad en función de sus características epidemiológicas y las vacunas existentes planifique su decisión para la vacunación de las mujeres embarazadas”.

Así, el consejero ha apuntado que el 23 de octubre tuvieron conocimiento del número de dosis de vacunación disponibles para la comunidad andaluza, y este mismo miércoles, “en la Comisión Asesora de Vacunas de nuestra comunidad se acordó incluir la vacunación de las mujeres embarazadas y entrará en el calendario a partir del 1 de enero de 2016”.

Por su parte, Oña ha manifestado el cambio epidemiológico al que ha hecho alusión el consejero ocurrió a partir de 2010, con “muchos más casos de infección por tosferina, sobre todo a lactantes menores, 70 por ciento ingresados graves”.

Además, indica que en 2013 las sociedades científicas alertaron de este problema, y aconsejaron que las mujeres embarazadas se vacunasen a partir de la semana 27 de embarazo.

Pero, “el Gobierno andaluz ha decidido no vacunar a las mujeres embarazadas”, y si la madre del bebé de Málaga se hubiera vacunado “no hubiera fallecido”, porque la vacunación de las embarazadas “lleva una cobertura total hasta que el lactante termine su propio proceso de vacunación”.

Además, afirma que siete comunidades autónomas sí han decidido vacunarlas, por lo que se pregunta “por qué los niños de otras comunidades tienen más derecho a vivir que los niños de Andalucía, por qué los bebés de otras comunidades están protegidos desde el momento de su nacimiento para la tosferina y no ocurre así en Andalucía”, y dice que “no valen las excusas”.