La trazabilidad del paciente llega a España por seguridad y eficiencia

Estos sistemas, que aseguran mayor control de los enfermos, tienen el reto de demostrar que son una apuesta rentable

dom 03 abril 2016. 20.01H
Juanma Fernández / Imagen: Cristina Cebrián y Miguel Fernández de Vega. Madrid.
Si los sistemas de trazabilidad del fármaco, es decir, el seguimiento de todo su proceso desde su origen hasta la toma por parte del paciente, ya es una realidad en los centros hospitalarios, el siguiente paso es aplicar directamente estos mecanismos de control y seguridad en la estancia hospitalaria de los enfermos. Una apuesta que se ha tratado en este debate de Sanitaria 2000 y en la que España empieza a ser cabeza de Europa con el trabajo de empresas como Mysphera, pero sobre la que queda todo un camino por recorrer en lo que ya es un reto incipiente que equilibre el coste con una patente eficiencia.

Carlos Zarco, director médico del Hospital Moncloa; Juanma Fernández, moderador del debate; Salvador Vera, CEO de MySphera; y Marta Martinez, de Desarrollo de Negocio de eHealth de Telefónica.


¿En qué consisten los sistemas de trazabilidad aplicados a la sanidad?

Marta Martínez, Desarrollo de Negocio de eHealth de Telefónica: Yo trabajo en una Unidad de Negocio, que tiene la ambiciosa misión de transformar el sector de la Sanidad, ayudándole mediante herramientas TIC a la digitalización y a la mejora de la eficiencia. Existe una ley que obliga a trazar todo tipo de interacción entre los usuarios y los sistemas de información, de manera que queda perfectamente reflejado quién ha hecho qué respecto a la historia clínica de un paciente y respecto al proceso de un paciente, pero también trabajamos en otros ámbitos donde damos a la trazabilidad la oportunidad de ser la herramienta que de forma automática permita a los usuarios y a los propios pacientes un mayor autoconocimiento.

Salvador Vera, CEO de MySphera: Nosotros trabajamos en la automatización de la trazabilidad. Un sistema que se basa en una pulsera que se le pone al paciente, como las pulseras de código de barras que llevan ahora, pero con un dispositivo que permite su localización e identificación segura, para la seguridad médica, en toda la estancia en el hospital. Con eso lo que consigues realmente es tener la realidad del proceso y de esa traza basada en la ocupación y en los distintos flujos de trabajo que se definen con el hospital.

Carlos Zarco, director médico del Hospital Moncloa: Para mí son todo sistemas de trazabilidad, pero me preocupa la prescripción farmacológica. En el fondo todo redunda en la seguridad de dos, en la seguridad del paciente y en la seguridad de los profesionales, que al principio lo pueden vivir un poco regular, porque bueno, da mucho control y mucho dato, pero al final uno sí que se siente más seguro y más confortable en este tipo de sistemas.

Si la trazabilidad se ha hecho siempre, ¿cómo ha evolucionado en estos años?

Marta Martínez: Las tecnologías de información han permitido automatizar, porque esto al final es un elemento auxiliar al proceso sanitario, que exige pues actividades adicionales a los profesionales. Su misión debería ser hacer toda esa trazabilidad de forma transparente, que simplemente suceda y que después haya un señor como Carlos, que mire a un cuadro de mandos y que tome decisiones a ese respecto. Todo lo que sea eliminar lo manual, elimina errores.

Salvador Vera: Para mí ha venido evolucionando en paralelo a la informatización de los procesos. Ahora se hace trazabilidad de todo, de medicamentos, desde la farmacia hasta la administración en el paciente, hasta del equipamiento de los pacientes en algunos lugares, incluso de los profesionales, todo se traza dentro de los hospitales.

Carlos Zarco: Veníamos de una organización, pues eso, de la Edad Media y va cambiando según van cambiando los tiempos. Antes nadie calibraba o validaba un equipo y daba por bueno que aquello funcionaba. Se había perdido buena parte de esa trazabilidad de los equipos. Hoy por hoy tú vas a cualquier hospital y allí saben si el equipo está validado, si está calibrado y si las mediciones son correctas.

¿Existen suficientes profesionales adaptados para asumir estos nuevos retos digitales?

Carlos Zarco: Creo que a fecha de hoy los que prescriben que se jubilen ya son digitales. Dentro de nada lo raro será el que no esté en la red, pero si todos llevamos un ordenador en el bolsillo, antes era un teléfono y ahora es mucho más que un teléfono.

Los familiares de los pacientes ante estos sistemas.

¿Pero se hace labor de formación?

Salvador Vera: Realmente tú no tienes que intentar llevar al profesional a sentarse delante de un puesto PC ni a intentar cambiar su forma de funcionar, la tecnología tiene que estar adaptada a la realidad de esos profesionales. Entonces nosotros por ejemplo trabajamos mucho eso, el usuario Interface, y por ejemplo colocamos pantallas, que son televisiones, en lugares claves de la Unidad de Urgencias, de quirófano, puestos de Enfermería… Así, el profesional a simple vista tiene el dato en tiempo real de lo que está ocurriendo en su unidad con ciertos avisos.

Marta Martínez: Está claro que introducir una nueva solución o una nueva herramienta, siempre conlleva una curva de aprendizaje, y es verdad que hay que acompañar en esa curva de aprendizaje. La disposición a aprender es tanto mayor cuando mayor utilidad los profesionales le ven a la nueva herramienta.

¿Cómo fueron los inicios de la trazabilidad en España?

Salvador Vera: En cuanto a la parte más automática, se hicieron varios proyectos piloto, el primer gran proyecto a nivel nacional fue el del Hospital La Fe de Valencia, el nuevo, que fue en el año 2010, se puso en marcha en 2011, y sigue siendo el mayor hospital de Europa en cuanto a trazabilidad de pacientes. Ahí tienen 1.000 pacientes todos los días que están siendo tratados de forma automática, y eso genera una ingente cantidad de datos desde entonces.

Rescato ese tema porque me parece interesante, ¿a qué nivel estamos respecto a nuestro entorno?

Carlos Zarco: En seguridad y prescripción electrónica, acceso a la historia clínica del paciente, yo diría que estamos, como la sanidad española, entre las mejores del mundo. Es verdad que otro tipo de responsabilidades se han dejado de la mano un poco, por ejemplo, estaba recordando los sistemas de identificación de los recién nacidos.

Salvador Vera: La referencia a esto podríamos decir que es Estados Unidos y en Europa, España es de los países, en todos los sentidos, a nivel de tecnología hospitalaria más avanzados. En tema de historia clínica, junto a Holanda, es el país de más incidencia porcentual de historia clínica electrónica en los hospitales, y estamos a niveles muy, muy superiores a por ejemplo Alemania.

¿Cuáles han de ser nuestros referentes o es que el referente somos nosotros?

Marta Martínez: España es de Europa el país con mayor penetración de historia clínica electrónica. Creo que tenemos una oportunidad perfecta para ser líderes en este sector. Nuestros hospitales están digitalizados, ya existen herramientas a las cuáles podemos incorporar una solución de trazabilidad automática de pacientes y de activos, y yo creo que tenemos una oportunidad de convertirnos en líderes en esto.

¿Se están dando facilidades para la aplicación de estos sistemas en centros del Sistema Nacional de Salud?

Marta Martínez: Se están dando facilidades en el sentido de que se consideran proyectos de innovación. Aunque no sé si estoy muy de acuerdo con que sean proyectos de innovación, porque realmente la tecnología está, la tecnología funciona, lo innovador sería usarla.

Carlos Zarco: Creo que estos sistemas abaratan. Yo hago siempre la broma de que hemos pasado de la medicina basada en la eminencia a la medicina basada en la evidencia. Hay cosas que son indiscutibles, que acaban con cualquier tipo de apreciación subjetiva. Tú puedes tener mucho oficio y saber por dónde crees que van las cosas, pero cuando sabes con certeza lo que está ocurriendo, acabas con muchas horas y horas de discusión, porque es obvio que tienes un cuello de botella que tienes que solventar. A lo mejor lo que lo dificulta es un poco la variabilidad de 17 sistemas autónomos de salud, que quizá si fuese una decisión centralizada que proporcionase, adaptándose a cada entorno, sería más fácil de llevar a cabo.

Carlos Zarco; Juanma Fernández; Salvador Vera y Marta Martínez.


¿Se nota más apoyo en unas comunidades autónomas que otras?

Salvador Vera: Son sistemas distintos de Sanidad y sí que es verdad pues que algunos tienen más sensibilidad que otro. Normalmente una vez que entras en un hospital de ese sistema la sensibilidad de cara a la Consejería de Sanidad de turno aumenta mucho, ven las ventajas, las aplicaciones en sus propias carnes, y entonces digamos sí que buscan extender este tipo de sistemas. Aunque la bajada de inversión en los últimos años sí ha complicado las cosas.

Eficiencia de los sistemas de trazabilidad.

¿Y entre privada y pública, qué sector lleva la delantera?

Carlos Zarco: Los sistemas privados, yo creo que, por lo menos en el caso de mi compañía, que es de Asisa, su apuesta por la tecnología fue impresionante, con una empresa propia del sector, con un desarrollo propio y muy a la medida, y tenemos una información de los 14 hospitales del grupo, de los 17 centros médicos que hay, de todas las consultas externas, que antes no disponíamos.

¿Los sistemas que controlan tanto el sistema, cómo los reciben los profesionales?

Marta Martínez:
Creo que siempre que no suponga una sobrecarga al trabajo habitual, lo reciben bien. Hay una componente muy importante en la solución de Mysphera, que es la parte de los familiares. Una vez que tú sabes dónde está el paciente dentro del hospital, en qué estado del flujo de trabajo está y físicamente dónde se encuentra, esa información no solamente es útil para el gestor, para ver qué grado de ocupación tiene, también es una información útil para los familiares. Esa parte de humanización es algo que a los profesionales les gusta.

¿Han percibido que algunos profesionales ven estos sistemas como un mecanismo de control de su trabajo, desde el punto de vista negativo?

Carlos Zarco: En plantillas tan grandes seguro que hay alguien que lo vea así pero, en general, no ocurre. De hecho, nosotros en absoluto tenemos un control horario sobre la presencia de nuestros profesionales, porque entendemos que son profesionales que se dedican a esto porque les gusta. Lo que sí que les pregunta el sistema, por ejemplo, si no están en su turno, por qué están abriendo el ordenador si no están en su turno, pero no es por qué haces aquí.

Y en este panorama, ¿qué argumentos hay desde Mysphera para establecer estos sistemas?

Salvador Vera: Al final, tú expones tres ventajas. Una primera es la seguridad del paciente, el tema de tener correctamente identificado al paciente en todo momento, de cara por ejemplo a una medicación o a la familia. Después hay una parte de mejora de las distintas unidades en tiempo real por acceso a la información en tiempo real de lo que está ocurriendo en un departamento. Y por último, obviamente, lo que es la parte de trazabilidad como tal, que son los informes, digamos, que vienen sobre los distintos flujos de trabajo.

La implicación de los profesionales en la trazabilidad.

¿Pero estos sistemas logran que los familiares se salten el paso de buscar a un médico para preguntarle cómo va todo?

Marta Martínez: No es que se consigan saltar al profesional sanitario, es que muchas veces ni siquiera hay acceso a él. Hay profesionales que motu proprio salen, informan a los familiares, pero si hay cambio de turno, si hay prisas, es un proceso que no existe.

Salvador Vera: Nosotros hicimos una prueba en un hospital, que había dos salas de espera, y entonces cogimos y pusimos las pantallas sólo, primero en una sala de espera a ver qué ocurría. Y todos los familiares estaban en esa sala de espera y la otra estaba vacía, ¿por qué?, porque te quita ansiedad saber dónde está en el proceso, con que te digan que está en quirófano todavía es suficiente, tampoco te tienen que decir mucho más.

Con la crisis y los ajustes de presupuesto que se han vivido, ¿es justificable instalar ahora un sistema así en términos de coste-eficiencia?

Carlos Zarco: Clarísimamente, porque van a tener información que desconocen ahora mismo. Es decir, ahora tienen la percepción de que eso tiene un coste económico, pero realmente tú no sabes las cantidades de cuellos de botella que pueda tener tu organización, o de cosas que simplemente por el hecho de ver por dónde va el paciente, te das cuenta de que son absolutamente evitables y prescindibles.

Carlos Zarco, Salvador Vera y Marta Martínez.


También existe el reto de acostumbrar al paciente a llevar esta pulsera, a un modelo de atención que no ha vivido antes.

Salvador Vera: No hemos tenido ningún caso de un paciente que no se lo haya querido poner. Siempre es cuestión de explicar que esto es por seguridad, que va a estar correctamente identificado durante toda tu estancia en el hospital, y los pacientes lo reciben con alivio.

Carlos Zarco: Además da información para planificar. Imagínate un Servicio de Urgencias que vea 400 urgencias diarias y que tiene picos y valles como todos los Servicios de Urgencias. Tú puedes saber cuándo realmente necesitas seis médicos o siete enfermeras, y cuando necesitas tres o dos.

¿En España es realizable un sistema así, también con trabajadores, a corto o medio plazo?

Carlos Zarco: Factible es, otra cosa es la vivencia al principio, es decir, hay mucha gente que trabaja en España con un sistema de control bastante más antediluviano que ese, y no parece que nadie ponga en duda el sistema. Pero también es verdad que tradicionalmente en los hospitales o en la medicina no ha habido sistemas de control, no los hay ni para la gente que trabaja a turnos. No hay que quedarse solo con que me quieren controlar. En el fondo, controlar te tendrían que controlar en tu jornada laboral; lo que te puede servir es para asignar mejor los recursos disponibles.

Salvador Vera: Hay ciertos casos de uso en los que el profesional es muy receptivo, por ejemplo, en temas de seguridad física. También creo que se puede dar antes en el sistema privado, y en la pública conforme los profesionales vean cómo funciona con los pacientes, con el equipamiento y demás, y observen que es una herramienta de gestión, pues también serán mucho más receptivos a su uso.

Conclusiones del debate.

De nuevo, volvemos con la importancia de explicar y enseñar los nuevos mecanismos a los profesionales.

Marta Martínez: Creo que seguramente van a ser ellos, como en el caso de la seguridad, los que encuentren el caso de uso, porque si no, lo van a seguir rechazando. Quiero decir, a nadie nos gusta que nos controlen y el grado de utilidad tiene que ser evidente para que no lo rehúsen, por mucha pedagogía que venga alguien de fuera a hacerles.

Carlos Zarco: De cualquier manera, es cuestión de saberlo vender o de que vean las posibilidades del sistema. Me explico, yo hago mucho senderismo y llevo un móvil que por GPS me permite grabar la ruta y sabe todo el mundo dónde demonios estoy. Quiero decir, eso que podía parecer una pérdida de libertad, realmente me parece seguridad. Lo que decía Salvador yo creo que va un poco por ese camino, es decir, te voy a controlar, obviamente, mucho más de lo que estás ahora, pero ese control es para mejor gestionar los recursos y seguramente para poder modificar tu carga de trabajo, para que sea una carga de trabajo razonable.

Tras este repaso del panorama, lo que me gustaría que me dijeran es cómo ven y qué esperan del futuro en este sector.

Marta Martínez: Me llevo de conclusión de que España tiene una oportunidad, que estamos preparados para empezar a medirnos dentro del hospital, que las soluciones tecnológicas existen, que la madurez en la gestión de nuestros hospitales es tal como para no tener miedo y estar deseando conocer qué es lo que está pasando dentro de ellos, con lo cual yo le auguro un futuro brillante. Sí, yo creo que es el momento.

Salvador Vera: Creo que, en la misma línea, nosotros tenemos un sistema hospitalario tanto público como privado envidiable para países del entorno, y tenemos ahí las herramientas, que se ha hecho mucho esfuerzo para continuar. Y lo que tenemos que continuar es dando a los profesionales sanitarios toda la información disponible a su alcance, de forma más fácil y automática, para que ellos se dediquen a lo que tienen que hacer, que realmente es tratar al paciente y mejorar el servicio sanitario y ahí es donde todos hacemos un esfuerzo y yo creo que vamos a en el buen camino.

Carlos Zarco: Creo que el mundo va por donde va, y resistirse al mundo siempre es muy complicado. Igual que los pacientes cada día están más informados, los médicos y el personal sanitario tenemos que estar en el mismo lugar. Mi obligación con los enfermos es que tengan la mayor de las seguridades, el menor de los peligros y con los mejores profesionales, lo más descansados posibles y en las mejores condiciones, que creo que al final es lo que vamos buscando. Revolucionar el hospital desde no convencer, sino mostrando datos y diciéndole a los que hacen su actividad: “Mira, esto no hace falta que te lo explique, hay algo que no estamos haciendo bien o estamos haciéndolo muy bien. Vamos a ver qué es lo que hacemos tan bien”.

Primera parte del debate.

Segunda parte del debate.