Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:20
Martes, 02 de abril de 2013, a las 19:09

1. El paro médico pulveriza su récord histórico

-Ignacio Martínez Jover: Es una consecuencia de la situación en la que estamos, impensable hace poco tiempo. Los datos del Ministerio de Sanidad de hace no muchos años hablaban de falta de especialistas en algunos ámbitos, pero ahora el escenario es distinto, preocupante. El nivel de formación que ofrece nuestra sanidad es excelente, da pena que los profesionales se encuentren en esta situación. El sistema sanitario debe ser de los que ayuden a cambiar esta tendencia; mientras, es negativo que muchos sanitarios tengan que marcharse a otros países en busca de trabajo.

José Manuel Freire, Luis Mayero e Ignacio Martínez Jover.

-José Manuel Freire: En Alemania, por ejemplo, se estima que la formación de un médico cuesta alrededor de los 250.000 euros. En nuestro país, hace falta realizar un análisis dinámico y activo de demografía profesional, o ver el número de facultades que se necesitan, sin ir más lejos. Con la crisis se está perdiendo empleo en el sector sanitario, y también están floreciendo los ‘minijobs’, empleos a tiempo parcial. Por ejemplo, en Madrid, el personal que va a comenzar a trabajar en el turno de tarde, va a tener sólo un 60 por ciento de la jornada habitual. Es un escenario malo para las nuevas generaciones, que se irán a otros países.

-Luis Mayero: Sería conveniente conocer los datos estratificados: edad, especialidades, etc., y no sólo hablar de paro médico en general. La crisis tiene que ver en esta situación (los que están en la gestión hospitalaria han pasado de buscar a residentes de quinto año a tener curriculum encima de la mesa), pero el problema es más profundo. Y no olvidemos que la gente también se va fuera porque se gana más dinero; con opciones de trabajo, también habría emigración. El Ministerio y las comunidades tienen que tomarse esto en serio, y ver cuáles son las necesidades reales de médicos.

2. El ciudadano apuesta más por la sanidad pública

-José Manuel Freire: Hay que distinguir entre provisión y aseguramiento de manera clara. El aseguramiento público implica unos valores sociales, de justicia e igualdad. En algunos países, como en Canadá, el aseguramiento privado no está permitido. Otra cosa es la provisión. Y sobre este asunto no creo que haya datos objetivos. Los que pueda aportar el IDIS son datos de parte, los estudios suelen responder a quienes son los autores. No tengo duda de que el pueblo es sabio, y cuando valora la sanidad pública como la valora, es porque constituye parte de la identidad del país. Es legítimo que haya otras alternativas, pero sin obtener ventajas fiscales.

-Luis Mayero: Existen países muy solidarios, y comparten modelo público y privado. La provisión puede ser pública y privada, es el modelo Muface, y en esta comparación ‘sale perdiendo’ la pública, puesto que cada año el 84 por ciento de funcionarios eligen la privada. En la encuesta del Ministerio de Sanidad se pregunta sólo al usuario de la pública, al que no conoce la privada. Pero ambas tienen que coexistir. Y me gustaría recordar que la lista de espera en la pública ha crecido, que se están cerrando servicios y que la deuda supera los 6.000 millones de euros.

-Ignacio Martínez Jover: Soy un firme defensor de la sanidad pública, pero es básico separar el aseguramiento de la provisión. Habría que aprovechar esta crisis para hacer algunos cambios. La provisión tiene que ser mixta por una razón: el estímulo y la competencia hacen que los hospitales mejoren, que sean atractivos para el ciudadano. La liberalización sanitaria en Madrid ha permitido al paciente la posibilidad de elegir, una vez garantizado el aseguramiento público. Donde hay más provisión, hay menos frecuentación pública, se produce una descarga del público por parte del privado.

3. Sanidad estudia trasladar la cirugía menor ambulatoria a Primaria

-Luis Mayero: Está claro que es la hora de empezar a tomar medidas, algo que se debería hacer rápidamente, y con profesionales bien preparados. Cualquier línea de trabajo que permita ser más eficiente sin perder calidad es bienvenida. La hospitalización ya no es un parámetro de la calidad de la asistencia; ahora es necesario realizar un buen seguimiento domiciliario. Y se puede conseguir ser más eficaces, contamos con unos profesionales estupendos, y si no están bien preparados ante algún posible cambio, lo pueden estar sin problema.

-Ignacio Martínez Jover: Se lleva mucho tiempo oyendo hablar de esto, parece algo imprescindible. En el Hospital de Torrejón, siete de cada diez intervenciones se realizan sin ingresar al paciente. Hay mucha actividad de esta naturaleza que se podría realizar en Atención Primaria. ¿Por qué no se ha avanzado en este ámbito asistencial como en los hospitales en materia de cirugía menor ambulatoria? Creo que no se ha incentivado por ello a los médicos y enfermeras, la motivación se pierde con el tiempo.

-José Manuel Freire: Como iniciativa del Ministerio de Sanidad, se me antoja un tanto ‘micro’; debería tener otras prioridades aparte de ésta. Este asunto lo veo más a nivel de sociedades profesionales, de comunidades autónomas, la relación entre el hospital de área y los centros de salud, para determinar quién realiza mejor esta actividad y dónde. Realizar toda esta cirugía en Primaria puede no ser lo correcto, a veces se necesitan muestras para anatomía patológica. No creo que el Ministerio de Sanidad pase a la historia por esta iniciativa.