Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:00

La ‘tasa farmacéutica’ descabala la cuenta del ISCIII

Desde el organismo dirigido por Antonio L. Andreu explican que la partida llegó en el primer trimestre de 2013 en lugar de en el último de 2012

Martes, 17 de septiembre de 2013, a las 18:28

Javier Leo. Madrid
El Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha publicado a través del Boletín Oficial del Estado (BOE) los resultados de sus cuentas anuales correspondientes al ejercicio 2012. En ellas, el organismo dirigido por Antonio L. Andreu refleja un ‘desbarajuste’ entre sus ingresos y sus gastos que ha dejado un ‘agujero’ en sus números de más de 43 millones de euros netos.

Antonio Andreu.

Consultados por la cuestión, la Secretaría General del ISCIII ha explicado a este diario que “el resultado presupuestario del ejercicio 2012 del ISCIII ha sido de -43.744.607,30 euros, debido a que parte de los ingresos derivados de la ejecución de lo dispuesto en la Disposición adicional 6ª de la Ley 29/2006”, aportaciones por volumen de ventas al Sistema Nacional de Salud (SNS), conocidas también como la ‘tasa farmacéutica’ que se cobra a laboratorios y farmacias en función de sus ventas, “no se llegaron a recibir en el ejercicio 2012, sino en el primer trimestre del 2013”.

“Debido a la complejidad del procedimiento de gestión de estos ingresos”, añaden, “en el que participan un número muy importante de agentes (empresas farmacéuticas, CCAA y AGE), es difícil ajustar la periodicidad de los mismos. Como consecuencia de esta reducción en el volumen de ingresos previsto, se ha producido una variación contable en el patrimonio neto del ISCIII”.

No es la primera vez que las cuentas del ISCIII se ven desequilibradas por la llegada tardía de ciertas partidas. Mientras que en 2011 el resultado fue positivo, con un ahorro de casi 30 millones de euros, en 2010 el instituto cerró el ejercicio con otro ‘desbarajuste’ financiero de más de 82 millones de euros. En esta ocasión fue también la entrada ‘fuera de plazo’ de los ingresos procedentes de un convenio con Farmaindustria los que desequilibraron el patrimonio del ISCIII.