Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:30

La OMC estrecha el cerco sobre el Colegio de Médicos

Ha llamado a ambas partes “a la responsabilidad y a la generosidad” para desbloquear el conflicto

Lunes, 10 de marzo de 2014, a las 17:24
Enrique Pita. Madrid
El enfrentamiento entre la presidenta del Colegio de Médicos de Madrid (Icomem), Sonia López Arribas, y su vicepresidenta y secretario, Ana Sánchez Atrio y Emilio Villa Alcázar, ha llevado a la Asamblea General de la Organización Médica Colegial a invitarles, de forma velada, a presentar su dimisión.

La presidenta del Icomem, Sonia López Arribas; el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín y la vicepresidenta del Icomem,
Ana Sánchez Atrio.

Así lo explican fuentes de la Asamblea consultadas por Redacción Médica, que reconocen que la llamada a la “responsabilidad y la generosidad” recogida en la declaración institucional aprobada en la reunión de este sábado no son “sino una forma discreta de apuntar que la solución para el conflicto pasa por la dimisión” de la Junta Directiva y la convocatoria de nuevas elecciones. Esta petición, además, llega acompañada de la apertura de sendos expedientes a los tres implicados y la admisión de las denuncias presentadas por ambas partes ante la propia OMC.

Lo cierto es que la situación es “complicada”, ya que si bien la Asamblea “no puede interferir en el funcionamiento institucional del Colegio de Médicos de Madrid”, tal y como reconoce la declaración institucional emitida por la OMC, sí ha mostrado su inquietud ante los acontecimientos, repletos de reproches y denuncias mutuas entre López Arribas por un lado, y Sánchez Atrio y Emilio Villa Alcázar por otro, y quiere una resolución rápida de la situación.

Esta decisión, que ha sido adoptada tras conocer el informe del juez instructor del caso, confirma las conclusiones adoptadas por la Comisión Deontológica de la OMC adelantadas por Redacción Médica el pasado viernes y que apuntaban que “la situación creada entre la presidenta y los compromisarios es insostenible”, por lo que lo más adecuado sería la disolución de la junta y la convocatoria de nuevas elecciones como “única solución” viable.

El sentir mayoritario en la Asamblea pasa por poner una solución definitiva a este problema. Sin embargo, según ha podido constatar este periódico no existe unanimidad en la interpretación de la situación. Así, fuentes de la Asamblea consultadas por Redacción Médica consideran que sería López Arribas quien “debería dimitir, haciéndose cargo la Junta Directiva del gobierno del Colegio” durante lo que resta de mandato.

ENLACES RELACIONADOS:

Rodríguez señala que la situación del Colegio de Médicos no le parece “edificante”  (09/03/14)

Deontológica: López Arribas y su junta deben dimitir (07/03/14)

La ‘guerra’ del Colegio de Madrid, a la OMC (18/11/13)