13 nov 2018 | Actualizado: 21:20
Lunes, 16 de febrero de 2015, a las 18:25
Redacción. Valencia
El nuevo área médico-quirúrgico de Dermatología del Hospital Universitario Sant Joan de Alicante supondrá un aumento del diez por ciento en las intervenciones locales y de 500 consultas más al año, tal y como ha informado la Consejería de Sanidad.
 

Llombart.

"Esta mejora va a permitir un incremento de la actividad médica y quirúrgica, lo que redunda en la calidad que este servicio presta a sus pacientes", ha señalado el consejero de Sanidad, Manuel Llombart. 

Precisamente, gracias a esta ampliación, el Servicio de Dermatología, que estaba situado en la planta segunda, con 90 metros cuadrados de superficie, cuenta ahora con una extensión de 216 metros cuadrados en la planta cuarta norte.  Por su parte, los profesionales podrán mejorar sus condiciones de trabajo gracias a un área diáfana, con luz exterior en todas sus dependencias.
 
"Este aumento de superficie va unido a un incremento del número de consultas, que pasan de ser dos a tres, lo que va a permitir un mayor flujo de pacientes y elevar la productividad del servicio. Así, se prevé que se lleven a cabo unas 500 consultas externas más de Dermatología en el hospital al año. De igual manera, las consultas de alta resolución también se van a ver incrementadas", ha dicho Llombart.
 
Asimismo, el consejero de Sanidad ha destacado la existencia de un quirófano independiente para realizar intervenciones quirúrgicas locales. "Gracias a este equipamiento se acrecientan las posibilidades quirúrgicas y se prevé un aumento del diez por ciento de las intervenciones quirúrgicas locales, lo que supone realizar, aproximadamente, 200 más al año", ha apuntado.
 
Extirpaciones de cirugía menor
 
Por su parte, el jefe del Servicio de Dermatología, Manuel Moragón, ha destacado que,  en este nuevo quirófano, se llevarán a cabo mayoritariamente pequeñas extirpaciones de cirugía menor, que constituyen la técnica quirúrgica más prevalente. Asimismo, el servicio va a mantener, de manera paralela, la actividad en quirófanos centrales, en los que se va a llevar a cabo la patología quirúrgica más compleja. 
 
Además, el servicio cuenta ahora con otra dependencia propia para el tratamiento con fototerapia. Esta técnica, que lleva realizándose diez años en el centro, consiste en el tratamiento de diferentes enfermedades dermatológicas mediante la radiación ultravioleta, que tiene principalmente una acción antiinflamatoria.
 
Para la puesta a punto del servicio en esta nueva ubicación, se han llevado a cabo diversos trabajos (pintura, instalación de voz y datos, puertas o iluminación de las consultas), que han requerido un presupuesto superior a los 10.000 euros.