Redacción Médica
18 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:35

La mitad de los españoles usa Internet para consultas sobre salud

El 45% de ciudadanos acuden a la web para resolver sus dudas y un 14% lo hace tras su visita al médico

Lunes, 29 de diciembre de 2014, a las 14:05
Lorena Martínez. Madrid
La mitad de la población europea afirma no haber usado Internet para consultar temas relacionados con la salud en el último año, según las cifras del último eurobarómetro. Alrededor del 30 por ciento reconoce realizar alguna búsqueda ocasional (menos de una vez al mes) y solo un 9 por ciento declara hacerlo de forma semanal. Sin embargo, el 43 por ciento de europeos y el 41 por ciento de españoles creen que Internet es una buena herramienta para mejorar sus conocimientos sobre la materia. Mientras, solo un 8 y 9  por ciento respectivamente se opone totalmente a esta afirmación.

Dietas, deporte y nutrición copan las demandas de los ciudadanos europeos y españoles (con un 55 y 62 por ciento respectivamente), seguida de las consultas relacionadas con una lesión o un dolor específicos (problemas de estómago o rotura de un brazo), examinadas por un 58 por ciento de los ciudadanos de nuestro país y por un 54 de los residentes en el resto de países de Europa.

Conocer más acerca de un tratamiento prescrito lleva al 23 por ciento de estos a indagar por Internet, mientras que los españoles se sitúan dos puntos por debajo, con un 21 por ciento. Tras una primera visita al médico, en torno a un 13 por ciento de los encuestados admite valerse de Internet como forma de obtener una segunda opinión.

El siguiente gráfico muestra los porcentajes de europeos (exterior) y españoles (interior) asociados a la afirmación "Internet es una buena herramienta para ayudar a mejorar mis conocimientos sobre temas de salud".


La facilidad de acceso y de comprensión son las dos cualidades de Internet mejor valoradas en España, cosechando ambas más de un 90 por ciento. La utilidad y, en menor medida,  la minuciosidad son igualmente apreciadas por nuestros vecinos. Además, un 74 por ciento de españoles y un 60 por ciento de europeos consideran que la información hallada en la web procede de una fuente fiable.

A pesar de que la mayor parte de los ciudadanos afirman saber cómo navegar en la web para encontrar las respuestas deseadas y mejorar así su sabiduría al respecto, solo el 32 por ciento de los euroresidentes reconocen esta información como segura y alrededor del 11 por ciento en general basa sus decisiones en la información encontrada en la web.

Cuando se preguntó a los encuestados sobre los motivos por los que no elegían Internet como fuente de soluciones a sus dudas, el 44 por ciento de españoles y el 40 por ciento de europeos dijo no necesitar buscar nada sobre esta temática. En torno al 33 por ciento de ambos grupos argumentó su respuesta por la imposibilidad de acceso a Internet. Otras razones se basaron en la dificultad para encontrar lo deseado y en la falta de satisfacción de experiencias previas.

A este respecto, se pidió a los encuestados que argumentaran aquellos motivos por los cuales no quedaron contentos con su búsqueda. La falta de confianza en la información fue la opción que más seleccionaron, por encima del 50 por ciento en los dos conjuntos. Los españoles valoraron negativamente además el hecho de que los datos no estaban adaptados a su situación específica (51 por ciento), y los europeos (33 por ciento) echan en falta la inclusión de gráficos o ilustraciones. La falta de detalles, de claridad y el idioma de las webs han sido otros de los aspectos peyorativos de Internet como fuente de respuestas a las dudas médicas de los ciudadanos.
 
ENLACES RELACIONADOS

Acceda a las cifras del eurobarómetro

El paciente español se autodiagnostica poco por Internet (17/01/2014)