Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

La ‘marea blanca’ sanitaria sigue en sus trece contra la “privatización”

Reprocha a Cifuentes su “hipocresía” al proclamar que no cederá la gestión de hospitales a particulares

Domingo, 10 de mayo de 2015, a las 14:45
Redacción. Madrid
La marea blanca en defensa de la sanidad se ha manifestado este domingo por las calles de Madrid en el tercer día de campaña de las elecciones del 24 de mayo para exigir a los partidos que concurren a las urnas que se comprometan a garantizar una sanidad pública y universal y a “revertir lo privatizado”.

Con el lema Sanidad pública, de calidad y universal. Depende de ti, centenares de personas se han concentrado ante el Ministerio de Sanidad para iniciar un recorrido que ha partido de de la plaza de Cánovas del Castillo y ha proseguido hacia Cibeles para concluir en Puerta del Sol.

Integrantes de la bautizada como marea blanca sanitaria por las calles de Madrid este domingo. Fuente: EFE.


Además de profesionales y ciudadanos, a la manifestación han acudido representantes de los partidos políticos, como el presidente de la gestora que dirige el PSM, Rafael Simancas; el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo; y el candidato de UPyD a la Comunidad, Ramón Marcos.

La marcha ha estado encabezado por una gran pancarta con el mensaje La sanidad no se vende, se defiende, y en ella se han podido ver otras que reclamaban el fin de los “recortes privatizadores”.

La portavoz de la Mesa en defensa de la sanidad pública de Madrid, Mari Nieves Lozano, ha expresado su deseo de que, debido a la convocatoria electoral, la de este domingo sea la última marea blanca –la protesta se celebra el tercer domingo de mes desde diciembre de 2012–, aunque ha advertido de que, pese a que se produzca un cambio en las políticas, los miembros de la movilización seguirán “expectantes” en la defensa del sistema público sanitario.

Lozano ha defendido que, para que sea la última manifestación de esta índole, los partidos deben asumir la defensa de la sanidad pública, universal y de calidad y comprometerse a “revertir todo lo privatizado”. Ha indicado que el objetivo debe ser que “en unos años haya vuelto todo a la pública”, que se quiten los “repagos”, que haya compromiso de proporcionar  “cualquier medicación” que necesiten los pacientes y que se acepte la presencia de la ciudadanía “en los órganos de decisión”.

Por su parte, la médica del Hospital Infanta Sofía y portavoz de la Plataforma de encuentros de plataformas de la marea blanca, Susana Hernández, ha reclamado a los partidos que no se hagan más derivaciones a la privada “para aumentar los beneficios de empresas” y se utilicen todos los recursos posibles en el sector público.

A la pregunta de si los partidos presentes en la protestas pecan de “oportunismo” político, ha considerado que todos tienen que estar en la defensa de la sanidad. No obstante, Hernández sí ha reclamado a los partidos que sean “sinceros” cuando presentan sus programas.

En este sentido, ha reprochado a la candidata del PP a la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que diga que “no está a favor de la privatización” cuando los dirigentes de su partido son los “primeros que han privatizado todo”.

Simancas y el recurso del Constitucional

Por su parte, el presidente de la gestora del PSM, Rafael Simancas, ha abogado por transformar las mareas “en votos” para que una movilización como la de la defensa de la sanidad desemboque el 24 de mayo en una “acción positiva” de voto y cambio de Gobierno.

Simancas ha considerado que la reciente resolución del Tribunal Constitucional sobre un recurso presentado por el PSOE contra el plan de privatización de la gestión de centros sanitarios de la Comunidad de Madrid no avala esta iniciativa, pero sí pone un semáforo "en verde" a la privatización de la sanidad en Madrid.

El presidente de la gestora ha considerado que la única forma de parar la privatización es “votando al PSOE”, que según ha recalcado “defenderá la sanidad pública de los intentos de privatización de Cifuentes y el PP en Madrid”.

Simancas se ha comprometido a recuperar los recursos materiales y humanos “que el PP ha recortado, potenciar la Atención Primaria, recuperar la atención especializada de calidad y fijar esperas máximas de cuatro horas en Urgencias y 48 en los centros de salud”.

El candidato autonómico de UPyD, Ramón Marcos, se ha comprometido a promover, si su partido es “decisivo” el 24M, una sanidad pública gestionada “profesionalmente”, centrada en los pacientes y en la inversión en tecnología y en los medicamentos.

Marcos ha acusado al Gobierno de la Comunidad de Madrid de haber estado ciego a los problemas de los pacientes y sordo ante los problemas de los profesionales; y de haber primado el ladrillo, la especulación y la privatización poniendo “en riesgo” la salud de los madrileños. Por ello, ha optado por una gestión pública y profesional que se centre en los pacientes y se ha comprometido a contratar a 6.000 médicos, invertir en tecnología y reducir el precio de los medicamentos.