Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Quince laboratorios para la sexta subasta andaluza de medicamentos

El Ejecutivo autonómico estima que los medicamentos seleccionados comenzarán a dispensarse en abril

Sábado, 07 de febrero de 2015, a las 14:12
Redacción. Sevilla
El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha resuelto una nueva convocatoria pública de selección de medicamentos con la elección de 15 laboratorios. Este procedimiento público se enmarca en el Decreto Ley de Medidas Urgentes en Prestación Farmacéutica, cuya pretensión, por parte del Ejecutivo de esta comunidad, es "avanzar" en la eficiencia económica "apurando" nuevos márgenes de mejora que revierten en el sistema.

Sánchez Rubio.

Entre los fármacos seleccionados se encuentran antihipertensivos, antidepresivos, antidiabéticos orales, antidepresivos, tratamientos para el colesterol, antiulcerosos, antibióticos, antiepilépticos y antiagregantes plaquetarios, entre otros. Se estima que los medicamentos seleccionados comenzarán a dispensarse en las farmacias andaluzas a partir del próximo mes de abril.

En la convocatoria resuelta ahora se incluyen 69 principios activos diferentes de 48 subgrupos farmacoterapéuticos y con 191 marcas o denominaciones comerciales distintas. Un total de 17 laboratorios se presentaron a esta convocatoria que se publicó, el pasado mes de diciembre, en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía.

En concreto, los laboratorios seleccionados son: Arafarma Group, Uxafarma, Ind. Química y Farmacéutica, Aristo Pharma Iberia, Aurobindo, Ranbaxy, Medinsa, KRKA Farmacéutica, FDC Pharma, Bausch & Lomb, Ababor Pharmaceuticals, Laboratorios Francisco Durban, Generfarma, Bluefish Pharma y Abamed Pharma.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha manifestado que con este procedimiento, “Andalucía continúa avanzando en medidas de eficiencia económica, que persigue un ahorro anual de 200 millones de euros y sin suponer merma en la calidad del servicio que prestamos a la ciudadanía”.

Tal y como recogía la convocatoria, además de la oferta económica, las empresas que participen en la misma deben acreditar que tienen capacidad para producir la cantidad requerida para dicho medicamento y su compromiso para garantizar el abastecimiento de manera que se pueda atender la demanda derivada de las prescripciones realizadas. De hecho, la capacidad de producción se ha tenido en cuenta como prioridad en caso de empate.