Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 11:30

La Junta pone en marcha una campaña de concienciación para aumentar el número de trasplantes

El Gobierno quiere elevar la tasa de donación que en la región se sitúa en el 27,3 por ciento

Miércoles, 27 de febrero de 2013, a las 16:46

Redacción. Toledo
La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales ha puesto en marcha una campaña de concienciación para animar a los castellano-manchegos a que se hagan donantes de órganos y así aumentar el número de trasplantes, que en 2012 fueron 141, con el ánimo de "salvar vidas".

A 1 de enero de 2012, en Castilla-La Mancha había 200 pacientes a la espera de un trasplante de riñón, tres de corazón, 12 de pulmón, nueve de páncreas, 20 de hígado y dos multiviscerales.

Así lo ha indicado el consejero del ramo, José Ignacio Echániz, que acompañado de la directora de la Unidad Coordinadora Autonómica de Trasplantes de Castilla-La Mancha, María José Sánchez, ha presentado esta campaña que desde este miércoles y hasta el próximo 6 de marzo --Día Nacional del Trasplante-- pretende incrementar la donación de órganos y la de médula ósea.

Por medio de esta campaña, que estará presente en hospitales, centros de salud, universidades, colegios y bancos de sangre, el Gobierno regional quiere elevar la tasa de donación que en la región se sitúa en el 27,3 por ciento sobre el millón de habitantes, frente a la nacional que es de 34,8 por ciento.

Por ello, el responsable regional de Sanidad ha animado a los castellano-manchegos a que se hagan donantes de órganos y tejidos y, sobre todo, a que compartan esta decisión con su familia y sus amigos para que en el caso de defunción sepan cuál es su voluntad.

Echániz, a pesar de que la tasa de negativa a la donación de órganos en la región sea de uno de cada cuatro --por debajo de la media nacional que se sitúa en uno de casa seis-- ha pedido a los castellano-manchegos que se hagan el carné de donantes, algo que se puede hacer por medio de la web del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

El consejero también ha admitido que el hecho de que Castilla-La Mancha sea una región tan extensa no contribuye a la donación y por ello ha incidido en la necesidad de fomentar las donaciones que se producen en las ciudades.