Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

La Junta evita a los pensionistas adelantar 112 millones por el copago farmacéutico

Asimismo, ha eliminado la carga administrativa que supondría el reintegro

Jueves, 15 de octubre de 2015, a las 13:49
Redacción. Sevilla
El consejero de Salud ha detallado en comisión parlamentaria que el sistema de receta electrónica ha evitado que los pensionistas tengan que adelantar dinero para retirar en las oficinas de farmacia los tratamientos que les recetan los profesionales sanitarios. En concreto, entre julio de 2012 y agosto de 2015, este sistema ha evitado que los pensionistas andaluces hayan tenido que adelantar más de 111,6 millones de euros.

Alonso.

“Se ha evitado, igualmente, la carga administrativa y las molestias que significaría a cada pensionista tener que reclamar administrativamente el reintegro de las cantidades excedidas como han de hacer en otras comunidades autónomas, así como, sufrir el tiempo de demora para su reembolso”, ha explicado Aquilino Alonso. En ese período, los pensionistas hubieran tenido que tramitar más de 12,5 millones de expedientes, ya que esta medida afecta a unos 321.000 pensionistas al mes.

Concretamente, el importe evitado, por provincia, desde julio de 2012 hasta agosto 2015 es de más de 8,5 millones de euros en Almería; 16,9 millones en Cádiz; 11,9 millones en Córdoba; 11,2 millones de euros en Granada; 6,9 millones en Huelva; 10,2 millones en Jaén; 19,5 millones en Málaga y 23,5 millones de euros en Sevilla.

Además, los usuarios del Sistema Sanitario Público de Andalucía disponen de un formulario para resolver reclamaciones ante el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en relación a su cobertura sanitaria pública o su situación de aportación en la prestación farmacéutica. Este cauce fue habilitado por el INSS a petición de la Consejería de Salud y pueden descargarlo en la página web de la Consejería y del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Asimismo, con el fin de resolver discrepancias que surgen entre los datos que figuran en las tarjetas sanitarias y la situación real, el INSS creó un instrumento de reclamación y subsanación de posibles errores. En Andalucía, la Junta creó sus propios canales para ello. De este modo, todos los centros de salud así como en las páginas web de la consejería y del SAS ofrecen a los usuarios un formulario para aclarar su situación de aseguramiento y copago. Una vez completado debe presentarse en cualquier registro oficial desde donde se enviará al INSS para que tramite las modificaciones pertinentes, ya que se trata de un procedimiento que es competencia exclusiva del Gobierno Central.