13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

La Jiménez Díaz incorpora un acelerador de última generación de Radioterapia contra el cáncer

La nueva tecnología se incorpora al Servicio de Oncología Radioterápica del hospital

Lunes, 29 de junio de 2015, a las 15:54
Redacción. Madrid
El Servicio de Radioterapia del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz (Hufjd) acaba de instalar un nuevo acelerador lineal de última generación que permite aplicar Radioterapia individualizada contra el cáncer ajustando al máximo el tratamiento a las características concretas del tumor de cada paciente.

Juan Antonio Álvaro de la Parra, gerente de la Fundación Jiménez Díaz.

Esta plataforma se suma a la ya incorporada en 2013 para realizar una radioterapia adaptada a cada patología y a las peculiaridades de cada paciente de cáncer.

Ambos aceleradores, modelo Elekta Synergy y dotados con sistemas de colimación multiláminas Beam Modulator y Agility, permiten aplicar las mencionadas técnicas de radioterapia de intensidad modulada (Imrt) más modernas que existen en el mundo, como la arcoterapia volumétrica conformada (VMAT).

Las dos unidades cuentan con un sistema incorporado de rayos X con los que se obtienen imágenes de TAC que permiten verificar la posición del paciente antes de iniciar el tratamiento, así como evaluar la evolución del mismo (técnica IGRT). Este sistema de imagen guiada, junto con las mesas robóticas de tratamiento de estos aceleradores, una de ellas con 6 grados de movimiento, garantizan la precisión con la que se realiza cada sesión de radioterapia.

La incorporación de esta tecnología de última generación ha hecho posible que el Servicio de Oncología Radioterápica del Hufjd haya ampliado su cartera de servicios ofreciendo a los pacientes nuevas técnicas especiales como la Radioterapia esterotáctica cerebral, también conocida como Radiocirugía, para el tratamiento de metástasis cerebrales y malformaciones arteriovenosas; y la Radioterapia esterotáctica corporal (SBRT) para el tratamiento de tumores pulmonares precoces, metástasis (pulmonares, hepáticas, etcétera) y recidivas en algunas localizaciones corporales.
Tanto la Radioterapia esterotáctica cerebral como la SBRT se caracterizan por realizarse en muy pocas fracciones, con una alta dosis por fracción, alcanzándose una dosis biológica efectiva muy alta.

Adaptación al movimiento respiratorio

Asimismo, la aplicación Simmetry disponible en los dos aceleradores permite garantizar que el volumen de tratamiento engloba el volumen tumoral y se adapta al movimiento del órgano. Esta aplicación es muy útil en el caso del cáncer de pulmón ya que el movimiento respiratorio produce importantes desplazamientos del tumor.

Ana María Pérez Casas, jefa del Servicio de Oncología Radioterápica del centro, señala que "los nuevos aceleradores permiten depositar dosis muy elevadas de radiación en volúmenes muy concretos de tejido tumoral, minimizando el daño en los tejidos sanos circundantes y consiguiendo un mayor control local de la enfermedad, lo que se traduce en una mejora de la supervivencia y de la calidad de vida del paciente".

"Además la obtención de imágenes de TAC que se adquieren de forma previa a las sesiones de tratamiento con el escáner que tiene incorporado el propio acelerador ha supuesto un avance muy significativo en nuestro trabajo, ya que nos permite garantizar la precisión en la administración del tratamiento", añade.

El importante desarrollo de la tecnología médica registrado en las últimas décadas ha permitido, en la mayoría de las especialidades, tratamientos mucho más precisos y ajustados a las características de cada paciente. Uno de los campos que más se ha beneficiado del desarrollo de tecnología punta sanitaria ha sido la radioterapia, que ha experimentado una auténtica revolución a partir de la aparición de una nueva generación de aceleradores lineales capaces de aplicar procedimientos de enorme precisión, como por ejemplo la llamada radioterapia de intensidad modulada.

ENLACES RELACIONADOS:


Ginecólogos operan el prolapso genital sin necesidad de extirpar el útero (30/01/15)