Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50

La integración de la Unidad de Conductas Adictivas de Almansa al Sescam es una prioridad para la Junta

Fernández destaca que habrá que hacerlo como se ha hecho con el resto de dispositivos de este tipo

Lunes, 02 de noviembre de 2015, a las 12:51
Redacción. Albacete
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha asegurado que para el Gobierno de es una prioridad llevar a cabo la integración de la Unidad de Conductas Adictivas (UCA) de Almansa, en la provincia de Albacete, a la red asistencial del Servicio de Salud de Castilla- La Mancha (Sescam), y ha dicho que habrá que hacerlo como se ha hecho con el resto de dispositivos de este tipo, con profesionales del Sescam.

Fernando Sanz y Antonio Sánchez.

Fernández Sanz, que ha visitado Almansa con motivo de la presentación del nuevo gerente del Área Integrada, Antonio Sánchez, ha recordado que hasta 2011 esta UCA recibía aportaciones económicas por parte del Gobierno a través del Sescam, pagos que se paralizaron precisamente ese año, coincidiendo con el cambio de Ejecutivo regional.

El consejero ha avanzado la intención del Gobierno de incorporar este recurso asistencial "porque no tiene mucho sentido que dentro del nuevo Plan de Salud Mental que vamos a llevar a cabo no estén integrados este tipo de dispositivos". En este sentido, ha apuntado que con este nuevo plan se pretende homogeneizar la manera en la que se presta la asistencia a los pacientes con enfermedad mental.

Por otra parte, y en relación al nuevo responsable de la Gerencia Integrada de Almansa, el titular de Sanidad ha señalado que se trata de una persona que conoce perfectamente el área, cuestión que, sin duda, ha influido mucho en su elección. Fernández Sanz ha pedido al nuevo gerente que vuelva a poner "alma, corazón y cercanía", a su gestión sanitaria.

Por su parte, el nuevo gerente del Área Integrada de Almansa ha apostado por reorientar los recursos sanitarios al nuevo escenario en el que unos pacientes cada vez más informados piden solución a sus problemas actuales. Sánchez ha indicado que la gestión sanitaria no es una actividad individualizada, sino de procesos en los que se necesita la aportación de muy distintos agentes: facultativos, sanitarios y no sanitarios, por lo que es imprescindible una coordinación y revisión continua de los procesos.