Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Jueves, 27 de septiembre de 2012, a las 00:25

PRIMER PLANO
foro organizado por la fundación eco
La innovación en Oncología aumenta el número de supervivientes de cáncer
La investigación en cáncer se ve frenada por la falta de financiación y de investigadores

María José Puertas. Imagen: Pablo Eguizábal
Los avances en Oncología han dado un cambio radical a la tasa de mortalidad por cáncer y la supervivencia global de estos pacientes en España es mejor que la media europea. Sin embargo, las previsiones marcan un aumento de los casos de hasta 240.000 por año y se espera que para 2015 sea la causa de muerte del 50 por ciento de los hombres y del 30 por ciento de las mujeres. Ante estas expectativas, “promover la investigación clínica facilitándola, dándole cancha, independencia, estableciendo conexiones con laboratorios traslacionales es fundamental porque la innovación hace que aumente el número de supervivientes de cáncer”, ha afirmado Jesús García-Foncillas, director del departamento de Oncología y de la división de Oncología Traslacional de la Fundación Jiménez Díaz en el Foro por una Atención Oncológica de Calidad organizado por la Fundación ECO.

A. Jovell cuenta por qué los pacientes no pueden esperar.

Mario Mingo dice cuáles son los cánceres más frecuentes.

La inversión en investigación en España es de las más bajas de la Unión Europea. “Hay problemas derivados de una baja financiación y una escasa masa crítica investigadora como son la atomización de grupos de trabajo, la falta de personal técnico y la ausencia de una carrera investigadora”, ha señalado García-Foncillas. Por eso, ha advertido que “garantizar el nivel asistencial alcanzado en Oncología en base a la mejoría de las tasas de supervivencia se consigue no renunciando a los tratamientos de eficacia contrastada en pacientes”.

García-Fonsillas explica cómo cambió el curso del cáncer.

Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, ha hecho hincapié en la importancia de no crear falsas expectativas a los pacientes y en la necesidad de acelerar los trámites necesarios para sacar un medicamento al mercado. “Los pacientes no pueden esperar a que la Administración, como ha pasado en el último año, tarde en aprobar un fármaco más de seis meses por un tema económico como es fijarle un precio. Eso significa que hay una serie de pacientes que no se pueden beneficiar de ese medicamento. Y un paciente no puede esperar”. Además, ha añadido que “un mes de vida como paciente es muy importante. No es lo mismo que te lo quites cuando te quedan treinta años a cuando te quedan tres meses”.

Según Mario Mingo, presidente de la comisión de Sanidad del Congreso y diputado por el PP, “aunque los progresos conseguidos hasta ahora son muy importantes, hay todavía un amplio margen de avance y la atención y la dedicación en la lucha contra el cáncer ha de ser permanente en el tiempo y una prioridad para todos nosotros. La evidencia científica muestra que el incremento de la supervivencia está íntimamente relacionado con la detección temprana y el perfeccionamiento de los tratamientos. En el primer caso, los avances se suceden a un ritmo vertiginoso, especialmente en las posibilidades que ofrece el ADN y los marcadores genéticos que son la clave para que en un futuro no muy lejano sea posible el tratamiento temprano, el farmacodiagnóstico y la quimioprotección en las poblaciones consideradas de riesgo”.

Mingo cree que “podemos ser optimistas y que tenemos que dedicar nuestros esfuerzos a incrementar los recursos, más aun si cabe, y agilizar con ello las consecuencias en el avance de la investigación del cáncer. La innovación científica y tecnológica ha supuesto grandes avances en la prevención y en los resultados, y por eso tenemos que estar orgullosos. Estos avances deben continuar y nos invitan a pensar que tenemos ante nosotros un futuro muy prometedor en la lucha contra el cáncer, un porvenir en el que la suma de esfuerzos de todos los profesionales del sector pueda hacer realidad la cura definitiva de la enfermedad”.

A la izquierda, Antoni Gilabert, gerente de Atención Farmacéutica y Prestaciones Complementarias del Servicio Catalán de Salud. A la derecha, Josep María Borrás, coordinador científico de la Estrategia Nacional contra el Cáncer, y Agustí Barnadas, vicepresidente de Geicam.

Pere Gascón, jefe de Oncología Médica del Hospital Clínico de Barcelona, y Alfredo Carrato, jefe de Oncología Médica del Hospital Ramón y Cajal. A continuación, Jesús García-Foncillas, jefe de Oncología Médica de la Fundación Jiménez Díaz.

Albert Jovell, presidente del Foro Español de Pacientes, Juan Jesús Cruz, presidente de la SEOM, y Carlos Camps, presidente de la Fundación ECO.

A la izquierda, Mario Mingo, presidente de la Comisión de Sanidad del Congreso y diputado por el PP. A la derecha, Gracia Fernández Moya, miembro de la Comisión de Sanidad y diputada por el PSOE, Begoña Barragán, presidenta del Gepac, y Conxita Tarruella, portavoz de CiU en la Comisión de Sanidad del Congreso.

Los participantes en el Foro por una Atención Oncológica de Calidad organizado por la Fundación ECO.