Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

“La infraestructura condiciona mucho más la prestación de servicios que la asistencia sanitaria”

Se han tomado medidas en gestión medioambiental, energética y de mantenimiento de alta tecnología

Viernes, 28 de febrero de 2014, a las 19:14
Sandra Melgarejo / Imagen: Miguel A. Escobar. Toledo
Según la directora general de Gestión Económica e Infraestructuras del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), Amparo Carrión, 2012 fue "tremendamente complicado", por lo que, al año siguiente, su departamento priorizó "el análisis de las oportunidades de mejora con la premisa de garantizar los servicios". Durante la conferencia 'Nuevas tendencias en compras e infraestructuras hospitalarias' que ha impartido en el II Encuentro Global de Ingeniería Hospitalaria, Carrión ha detallado que la reducción del gasto real en 2013 ha sido superior al 22 por ciento, pasando de 3.174 millones de euros en 2010 a 2.463 millones en 2013.

Amparo Carrión.

"No quiero presumir de gastar menos, sino de que hemos aumentado la eficiencia". Para ello, la Dirección General de Gestión Económica e Infraestructuras ha puesto en marcha diversas líneas de actuación: la centralización de la política de compras; la alianza con los proveedores; el redimensionamiento de los contratos; la adecuación de los sistemas de información; la integración de la Atención Primaria y Especializada; y la gestión de infraestructuras.

Con respecto al último punto, Carrión ha indicado que ha habido que "cambiar la filosofía de hacer obras por la de gestionar infraestructuras" y que en 2013 las "medidas se han tomado a un ritmo vertiginoso que ahora permite plantear un futuro más sosegado". Consciente de que "la infraestructura condiciona mucho más la prestación de servicios que la asistencia sanitaria", la directora general ha destacado tres acciones que se han puesto en marcha en este sentido.

En primer lugar, se han revisado los procedimientos de gestión ambiental de cada centro y se está trabajando en el desarrollo de auditorías internas. En segundo lugar, se ha reducido el consumo energético un 10,73 por ciento desde 2011, a través de disposiciones como la calificación energética de los edificios y un plan de ahorro energético. Por último, se está unificando el mantenimiento de la alta tecnología, lo que, según las estimaciones, supondrá un importe un 75 por ciento inferior a la suma de todos los contratos que había anteriormente.

Carrión ha señalado que "ha sido básica la implicación de los profesionales y de otros agentes externos como los proveedores, que han comprendido que es necesaria una estrategia común". "El reto más importante del futuro es consolidar lo que hemos emprendido", ha concluido.