Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00

La incidencia del sida desciende casi un 90% en 23 años

En 2013 se han registrado 10,4 casos por millón de habitantess frente a los más de 100 en 1990

Martes, 02 de diciembre de 2014, a las 12:02
Redacción. Valencia
Manuel Llombart, consejero de Sanidad, ha dado cuenta de los datos por infección de VIH en la región con motivo de su visita a la Unidad de Prevención del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual de Valencia (anteriormente denominada Centro de Información y Prevención del SIDA  o CIPS), destacando que aunque se han producido avances tanto en la prevención como en acceso a los tratamientos, "continúan registrándose nuevas infecciones, por lo que es imprescindible ahondar en la concienciación".

Manuel Llombart consejero de Sanidad, durante su visita a la Unidad de Prevención del Sida e Infecciones de Transmisión Sexual de Valencia.


Según ha comunicado la consejería, el sida (fase avanzada de la infección por VIH) que se caracteriza por la aparición de graves enfermedades infecciosas o tumorales, tuvo una incidencia en la región en 2013 de 10,4 casos por millón de habitantes, valor muy alejado de los años 90, cuando superaba los 100 casos anuales por millón de habitantes. La mortalidad por sida es también muy inferior, aunque todavía causa unas 150 muertes anuales, en personas relativamente jóvenes.

No obstante, en 2013 Sanidad destinó más de 81,7 millones de euros a tratamientos con fármacos antirretrovirales (que frenan la evolución del VIH en sida) en los hospitales de la comunidad, para 10.715 pacientes.

Por otro lado, durante 2013 se diagnosticaron en la comunidad 348 casos nuevos de infección por VIH (85 menos que en 2012), lo que supone una tasa de incidencia de 6,8 casos por 100.000 habitantes. En estos nuevos diagnósticos predominan los hombres (en una proporción de 4 a 1), la mayoría entre los 20 y 49 años. De los diagnósticos en los que se puede concretar el mecanismo de transmisión, la principal vía es la sexual y afecta principalmente a población joven.

Fomentar el diagnóstico precoz

Según estimaciones, más del 30 por ciento de las personas con VIH desconoce su situación. Por eso, fomentar el diagnóstico precoz es clave: mejoraría el pronóstico de la enfermedad, y permitiría disminuir la transmisión del virus. De hecho, un tratamiento profiláctico tras la exposición al virus por una situación de riesgo sexual, antes de 72 horas, reduce entre un 70 y un 80 por ciento la probabilidad de contagio.

Por este motivo, en enero de 2015 la consejería impulsará un estudio piloto para evaluar el impacto de ofertar de forma rutinaria la prueba serológica de VIH a todos los usuarios de Atención Primaria (AP) que sean sexualmente activos y además no se hayan hecho la prueba en el último año.

El estudio se pondrá en marcha en un centro de salud en cada capital de provincia (Valencia-Fuensanta; Alicante-Hospital General; y Castellón-Fernando El Católico), y durará seis meses. Las Unidades de Prevención del Sida darán información y formación a los facultativos implicados y realizarán el seguimiento de la experiencia.