Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05

La falta de investigación, un obstáculo para la apnea

Se propone un nuevo modelo con más medios para Atención Primaria

Jueves, 31 de marzo de 2016, a las 20:03
Redacción.
Bajo el lema 'Luz diurna y sueño nocturno: conexión saludable' se celebra la XXIV Reunión Anual de la Sociedad Española del Sueño (SES) un encuentro en el que se concederá un especial protagonismo a la apnea del sueño, un trastorno que, según datos de la Separ (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica), afecta al 25 por ciento de la población adulta y al 6 por cien de los niños.

Ferrán Barbé, jefe de Medicina Respiratoria del Hospital Universitari Arnau de Vilanova.

En concreto, Ferrán Barbé, jefe de Medicina Respiratoria del Hospital Universitari Arnau de Vilanova (Lleida), advierte déficits en el ámbito de la investigación de la apnea del sueño y también a nivel asistencial. Así, señala como principal desafío “constituir grupos de investigación punteros, creativos, que hagan que el conocimiento avance”: “Existe en España una falta de estímulo para promover investigación de calidad, hay muchos inconvenientes y muchas trabas para que los grupos de investigación se consoliden y para que los investigadores tengan continuidad. Estamos atravesando una época de pocas facilidades para la investigación, y también en sueño”.

También en la vertiente asistencial se apuntan algunos retos urgentes a superar. Uno de los más importantes es la gestión del proceso por parte de Atención Primaria y por parte de Enfermería. “Debemos favorecer la incorporación de estos niveles asistenciales y profesionales a la gestión de la apnea del sueño”, afirma Ferrán Barbé, quien asegura que “hasta que la Medicina de Familia no esté involucrada en la atención a los pacientes con apnea del sueño, este problema seguirá teniendo una repercusión sociosanitaria marginal y poco impacto a nivel de políticas y estrategias sanitarias”.

El problema principal radica en el mantenimiento de un modelo de atención de la apnea del sueño que prima la superespecialización. Para este profesional, “si la gestión de la apnea del sueño sigue estando exclusivamente en unidades especializadas, no vamos a avanzar: es como si la diabetes la tuvieran que atender únicamente los endocrinólogos o la tensión arterial la debiera controlar exclusivamente el nefrólogo”.

Nuevo modelo

Para ello propone un nuevo modelo que deja a las Unidades Especializadas en Sueño con la función de liderar el proceso en su territorio, y tener médicos de Familia bien formados, que sepan sospechar la enfermedad, que tengan medios para poder diagnosticarla y tratarla. Estas unidades deberían asumir fundamentalmente aquellos casos de mayor complejidad, aquellos que presenten mayor gravedad y/o que presenten otras comorbilidades asociadas.

En este marco, Enfermería también se sitúa como un pilar esencial: “Va a tener un desarrollo muy importante en este ámbito y su papel es esencial en el abordaje de la apnea del sueño”. Igualmente, se incluye en este entramado a las empresas proveedoras de servicios de terapias respiratorias domiciliarias, que “son clave, porque forman parte del sistema que sustenta la atención de la apnea del sueño, debiendo tener un papel activo en el proceso asistencial e involucrándose profundamente en la gestión del proceso”.