21 nov 2018 | Actualizado: 20:15

La costa mediterránea y las islas, las zonas con mayores tasas de mortalidad por cáncer de mama en España

La investigación detecta diferencias entre provincias aunque apunta que las cifras tienden a igualarse en todo el país

Jueves, 17 de febrero de 2011, a las 10:33
Javier Leo / Redacción. Madrid
Un grupo de investigadores del Instituto de Salud Carlos III y la Universidad Pública de Navarra, ha analizado la evolución de las tasas de mortalidad del cáncer de mama en España en los últimos 30 años. Tras contrastar los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de todas las provincias españolas entre 1975 y 2005, los científicos han confirmado que las islas (Canarias y Baleares) y la costa mediterránea (en especial algunas zonas de Cataluña y la Comunidad Valenciana) son las zonas con tasas de mortalidad más alta por cáncer de mama en todos los grupos de edad.

Los resultados del ensayo, publicados en la revista ‘Annals of Epidemiology’, diferencian a las pacientes en tres grupos de edad: menores de 45 años, entre 45 y 64 y mayores o de 65. Así, los resultados revelan que, hasta 1992, en las provincias del norte, el área mediterránea y la zona suroeste, el índice de mortalidad de mujeres menores de 45 años fue más alto que en otras regiones, informa Plataforma SINC. A partir de ese año, las muertes descendieron, aunque la mortalidad es “algo mayor” en la zona suroeste.

Una tendencia similar siguieron las pacientes de entre 45 y 65 años, que registraron mayores índices de mortalidad en la zona norte, área mediterránea y zona suroeste hasta 1995. Los fallecimientos de mujeres mayores de 65 años se acusaron más en las provincias del noreste, centro, suroeste y en la zona norte del área mediterránea, un comportamiento que se fue atenuando entre 1992 y el año 2000, salvo en las provincias de Málaga y Cádiz.

No obstante, los autores hacen hincapié en que las diferencias geográficas tienden a desaparecer debido a “la distribución uniforme de los programas de prevención precoz, terapia reproductiva, obesidad y otros elementos del estilo de vida de los últimos años”. En este sentido, el caso de Navarra y País Vasco, que iniciaron en 1990 y 1995 respectivamente este tipo de programas, podrían explicar por qué ambas regiones son pioneras en el descenso de la mortalidad por cáncer de mama en mujeres mayores de 65 años.