En Hong Kong relacionan su consumo con el fallecimiento de una mujer de 45 años



19 ene 2016. 14.23H
SE LEE EN 3 minutos
Redacción. Madrid
Lejos de cesar, el escándalo de los anticonceptivos de Bayer no hace más que acrecentarse. Las denuncias por supuestos daños derivados de su uso, ya sea mediante el dispositivo Essure o con fármacos de consumo oral, se extienden por todo el mundo. La última de ellas llega desde Hong Kong, donde un hombre achaca al gigante alemán un delito de “negligencia” al fabricar y distribuir las píldoras Yasmin, cuyo consumo continuado causó el fallecimiento a su esposa según la demanda.

Marijn Dekkers, máximo responsable de Bayer.

En un escrito remitido al Tribunal Superior de Hong Kong, el denunciante acusa a Bayer de provocar la muerte a los 45 de su mujer por una embolia pulmonar el 17 de enero de 2017. Para realizar esta acusación  se apoya en el criterio de varios forenses, que atribuyeron a la ingesta excesiva de la píldora Yasmin los coágulos de sangre que encontraron en los pulmones de la fallecida al realizar la autopsia.
 
El caso de Hong Kong se suma al resto de frentes judiciales que Bayer tiene distribuidos en varios países a causa de los daños de sus píldoras con hormona drospirenona: Yaz, Yasmin y Yasminelle. Entre ellos se encuentra Italia, donde la asociación Salud y Derecho, que agrupa a un centenar de afectadas, ha emitido una petición al fiscal de Turín para que investigue el caso. Con ello pretenden reclamar indemnizaciones económicas por daños relacionados principalmente con el riesgo de trombosis o embolia que tienen su máxima expresión en una mujer de 36 años que lleva diez en coma a causa del consumo de estos anticonceptivos.
 
Los problemas para la compañía germana no solo se producen en el extranjero, también lo hacen en su propio país. Allí, la vía judicial contra Bayer se mantiene abierta después de que una mujer de 31 años le reclamara 220.000 euros en compensación por la embolia pulmonar que, según la tesis defendida por la acusación, le causó el uso de Yasminelle.
 
Tras la senda de Estados Unidos
 
Las demandas en Hong Kong, Italia y Alemania guardan un elemento común para mantener vivas sus esperanzas en forma de precedente. Concretamente, el que se dio en Estados Unidos y Canadá, donde la polémica en torno a estos fármacos saltó en 2014. En esa ocasión, Bayer terminó por desembolsar casi 2.000 millones de dólares en concepto de indemnizaciones a afectadas a fin de evitar llegar a juicio después de recibir más de 9.000 denuncias entre las cuales se encuentran 23 casos que terminaron en fallecimiento.

ENLACES RELACIONADOS
Anticonceptivos de Bayer: de desastre en desastre (16/12/2015)

El anticonceptivo ‘estrella’ de Bayer, cuestionado (29/09/2015)


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.