Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:50

El 99% del presupuesto de 2016 se destinará a asistencia sanitaria

El Servicio Canario de Salud contará con 2.637 millones el próximo año

Miércoles, 04 de noviembre de 2015, a las 23:13
Redacción. Tenerife
El consejero de Sanidad, Jesús Morera, ha presentado este miércoles en el Parlamento de Canarias el anteproyecto de Presupuestos Generales de la comunidad correspondiente a su departamento. El gasto destinado a Asistencia Sanitaria para el próximo año supone el 99 por ciento del presupuesto total y ascenderá a 2.490.468.217 euros registrándose un incremento del 2,11 por ciento respecto a 2015.

Jesús  Morera.

El Servicio Canario de Salud (SCS) cuenta con un presupuesto global de 2.637.257.063 euros, lo que supone un incremento del 0,96 por ciento respecto al ejercicio anterior de algo más de 25 millones de euros (25.105.382 euros), según recoge un comunicado remitido por la Consejería.        
                       
Estas cuentas suponen el 42 por ciento dentro del presupuesto global de la comunidad, 0,6 puntos porcentuales más respecto a 2015.

El consejero de Sanidad ha explicado durante su comparecencia que aunque “escaso” este incremento financiero permitirá realizar importantes mejoras respecto al ejercicio que ahora termina, y ha puesto como ejemplo el aumento en 10 millones de euros del Capítulo VI que garantizará la continuidad de obras de gran relevancia que se encuentran ya en marcha como es el caso del Hospital General de Fuerteventura, los hospitales del Sur y Norte de Tenerife o iniciar la construcción de un nuevo edificio de Urgencias del Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, entre otras, además de proceder a la sustitución del acelerador lineal más antiguo de la provincia de Las Palmas.

“Se reiniciarán obras que llevaban suspendidas o aplazadas más de cinco años como es el caso de los centros de salud de Vecindario y La Laguna-Las Mercedes y comenzarán otras que se encontraban planificadas y para las que no había fondos”, ha detallado Jesús Morera.

Igualmente el consejero se ha referido al incremento de la partida para gasto farmacéutico que alcanzará los 451 millones de euros y ha destacado que los fondos destinados a ONG, ayuntamientos y cabildos que realizan labores de atención a las adicciones se mantienen, lo que supondrá una inversión que supera los 10 millones de euros.

A pesar de que formalmente la Consejería de Sanidad aumenta su presupuesto global hasta en 51,4 millones de euros, pasando de los 2.444 millones de euros de 2015 a 2.496 millones de 2016, este crecimiento de un 2,10 por ciento respecto al ejercicio anterior en la práctica se reduce a 25 millones de euros una vez que se le transfieren al Servicio Canario de Salud 2.490 millones de euros, y este, a su vez, debe hacer frente a una importante merma de ingresos, debido a la disminución de tasas y, sobre todo, al recorte de más de 20 millones de euros llevado a cabo por el Estado al eliminar el Fondo de Cohesión.

La atención especializada recibe 1.665 millones de euros

Más detalladamente se destinarán 1.665 millones de euros a Atención Especializada, 850 millones de euros a Atención Primaria, 44 millones a Formación del Personal Sanitario (facultativo y enfermeros residentes) y 23 millones de euros a  programas incluidos dentro de la Dirección General de Salud Pública. Igualmente la Atención a Drogodependencias estará dotada con casi 11,4 millones de euros y habrá 839.046 euros para Investigación Sanitaria.

El mayor gasto se producirá en Personal y ascenderá a 1.297 millones de euros, es decir, un 49,20 por ciento del presupuesto total del SCS, una cifra que supera ampliamente la media del territorio nacional, colocándose alrededor del 46 por ciento.

Pruebas diagnósticas por la tarde y los fines de semana

Pese a las dificultades financieras, Jesús Morera ha confirmado a la Cámara que se han incluido fondos para acometer un plan de reducción de listas de espera tanto en lo referente a las pruebas diagnósticas como a los tratamientos.
En este punto, ha explicado que el objetivo es ampliar los horarios de trabajo por las tardes y fines de semanas para abordar las listas de espera en Canarias, sobre todo con la realización de pruebas diagnósticas y prestando especial atención a aquellas que se vinculen a las patologías oncológicas.