Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 11:40

La aplicación de la nueva tecnología sanitaria necesita una estrategia integrada

La falta de transparencia en la información dificulta el desarrollo de la innovación

Jueves, 16 de octubre de 2014, a las 19:35
Hiedra García Sampedro. Madrid
Los expertos reunidos en la mesa redonda sobre nuevas tecnologías de la información y la comunicación en el XXI Congreso Nacional de Derecho Sanitario han pedido una estrategia global integradora para conseguir el mejor rendimiento en la aplicación de la innovación tecnológica sanitaria.

Luciano Sáez, presidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud; Javier Colás; Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin; Julio Sánchez Fierro, y Alicia Abad, tesorera del sector e-health de Fenin.

Según Javier Colás, presidente de la Fundación Tecnología y Salud, la apuesta por las nuevas tecnologías es clave para la sostenibilidad del sistema sanitario, pero es necesario que exista una adecuada estrategia de implantación de la e-salud. Colás cree que desde el sector tecnológico se pueden ofrecer soluciones a los retos del sistema sanitario como es el envejecimiento de la población, la búsqueda de eficiencia y la necesidad de reducir gastos; sin embargo, existen ciertas barreras que impiden el desarrollo de todo su potencial. Entre estas barreras, ha señalado la falta de innovación en los procesos y de transparencia en la información para poder comparar los datos. También existe una insuficiente atención a las infraestructuras, que están envejeciendo por falta de inversiones.

Para Julio Sánchez Fierro, vicepresidente del Consejo Asesor de Sanidad y abogado de la Asociación Española de Derecho Sanitario, es fundamental el consenso del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para conseguir ese plan coordinado de implantación de la nueva tecnología, y sobre todo para la estandarización de los datos. Pero debe tenerse en cuenta que las estrategias en este ámbito son variables en el tiempo y pueden ser a corto, medio o largo plazo.

En este sentido, Sánchez Fierro ha recordado que los proyectos suponen un desarrollo en varios ejercicios presupuestarios y que es necesario integrar todas estas iniciativas innovadoras en una estrategia global. En cuanto al modelo de contratación, asegura que se basa en normas del siglo pasado y que algunas regulaciones son demasiado generales para aplicarlas a las nuevas tecnologías. Sánchez Fierro ha apostado por una normativa sobre contratación más específica en este ámbito.