Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 16:30

Kronik ON, un programa para que los pacientes controlen su enfermedad

El profesional se encarga de hacer un seguimiento mediante llamadas periódicas

Lunes, 28 de diciembre de 2015, a las 16:26
Redacción. Bilbao.
La sanidad vasca cuenta con un nuevo actor: el programa Kronik On, un proyecto para ayudar a las personas que padecen múltiples enfermedades crónicas a controlar su enfermedad. Un objetivo que se logra por un lado con la formación de los profesionales para que estos puedan “empoderar a los pacientes correctamente” y por otro, con la creación de materiales didácticos para que los pacientes asuman “un rol activo” en la gestión de su enfermedad al adquirir “un mayor control sobre sus síntomas y las decisiones y acciones que afectan a su salud”.

Jon Etxeberria, director general de Osakidetza

Enmarcado dentro del proyecto europeo Carewell, que se centra en la gestión de la atención a pacientes con necesidades complejas, Osakidetza ha decidido implantarlo con una fase piloto en OSI Bilbao-Basurto, OSI Tolosaldea, Hospital de Santa Marina, OSI Uribe, y OSI Ezkerraldea-Enkanterri-Cruces. Además está liderado por el País Vasco a nivel europeo, y cuenta con la participación de más de 160 profesionales clínicos y gestores de atención primaria y especializada.

La consejería ha explicado que está destinado a aquellos pacientes que padecen múltiples enfermedades crónicas, en las que “a menudo se realiza un elevado consumo de los recursos disponibles, algo que pone en riesgo la sostenibilidad del sistema”. Por ello, y porque según el departamento vasco de Salud el tratamiento de las enfermedades ha evolucionado en los últimos años al ritmo de las nuevas tecnologías, se ha dado el paso de implantar esta iniciativa.

María Luisa Merino, gerente de la OSI Tolosaldea e investigadora principal del proyecto Carewell, ha resaltado que Kronik ON es una iniciativa "novedosa" y, en este sentido, ha explicado que hasta ahora “no existía un material general para los pacientes pluripatológicos”, sino que se entregaba un material específico sobre cada una de las enfermedades que sufría el paciente. Con este programa, ha remarcado, los pacientes “saben controlar su enfermedad” y además “se sienten más protagonistas”.

Esta ha explicado que no se trata de esperar a que el paciente vaya a ser atendido a su centro de salud, sino que el propio profesional se encarga de hacer un seguimiento, mediante llamadas periódicas en las que se interesa por su estado, con el objetivo de poder anticipar y prevenir posibles descompensaciones.