Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 10:00

Juan Iranzo, fuera del Consejo Asesor de Sanidad

Ingresó en el órgano consultivo del Ministerio de Sanidad como uno de los dos vocales del área de Economía de la salud

Domingo, 01 de febrero de 2015, a las 22:28
Jesús Vicioso Hoyo. Madrid
El presidente del Colegio de Economistas de Madrid y recién imputado por las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid, Juan Iranzo, ya no forma parte del Consejo Asesor de Sanidad. Fuentes oficiales han confirmado a Redacción Médica que el implicado en el caso investigado por el juez Fernando Andreu presentó su renuncia como vocal del órgano.

El economista Juan Iranzo, durante la constitución del Consejo Asesor de Sanidad, en 2012.

Juan Emilio Iranzo fue elegido en 2012 por la entonces ministra de Sanidad, Ana Mato, como uno de los treinta y cinco integrantes de un ente repleto de personalidades de máximo nivel, con Joan Rodés y Julio Sánchez Fierro como presidente y vicepresidente, respectivamente, a la cabeza. Iranzo era vocal de Economía de la salud, área que compartía con Guillem López Casasnovas, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona.

El todavía máximo responsable de los economistas madrileños y catedrático de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) no solo estaba en el pleno del consejo, sino que también formaba parte de la comisión permanente del órgano, integrada por una docena de los principales responsables del sector.

Sin embargo, su implicación en el escándalo de las denominadas tarjetas ‘black’ u opacas que usaron directivos de la antigua Caja Madrid lo ha llevado a dejar algunos de los grandes cargos que ostentaba hasta hace poco, como los de consejero de Red Eléctrica y el Consejo Económico y Social.

A esta lista de renuncias hay que sumar, ahora, la que presentó ante el Ministerio de Sanidad para dejar su vocalía del Consejo Asesor. Tal y como han confirmado fuentes oficiales a este periódico, Iranzo presentó su dimisión. Aunque no ha trascendido la fecha oficial en la que se registró, las mismas fuentes han indicado que se ha aceptado la renuncia sin ningún tipo de objeción al respecto.

Con todo, ha tenido que efectuarse muy recientemente, porque miembros actuales del órgano consultados desconocían la situación en la que se encontraba la presencia de Iranzo en el mismo y no han sido capaces ni de confirmar ni desmentir si el economista había formalizado su salida como asesor del ministerio.

Entre sus principales trabajos en el comité figura la coordinación del grupo de trabajo que elaboró el informe Sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, publicado en junio de 2013, a raíz de un mandato del propio pleno.

Ningún compañero se podría imaginar entonces que Iranzo acabaría siendo uno de los imputados por el uso de las polémicas tarjetas ‘b’. La recibió como integrante de la comisión de control de Caja Madrid, en la que estuvo durante tres años (entre 2010 y 2012). El periodo en el que utilizó la tarjeta fue de dos años y en ella cargó casi 47.000 euros. El año pasado, una vez que trascendió públicamente el asunto, aseguró que no se arrepentía de haberla usado.

47.000 euros de gastos variados que consideraba “incentivos”

En octubre de 2014, días después de dimitir de su puesto en Red Eléctrica, argumentó en un programa de televisión que la tarjeta era “un incentivo”. Sin embargo, estos 47.000 euros de “incentivos” han acabado no solo por manchar su imagen, sino que los llevarán ante la Audiencia Nacional. El propio juez Andreu, encargado de la instrucción, alude al tipo de gastos realizados por Iranzo, entre otros, para razonar jurídicamente la última batería de 78 imputados como titulares de una de estas tarjetas, como la compra de ropa, “utilización (que) no aparece relacionada con gastos de representación o derivados del ejercicio del cargo ostentado en la empresa”, según reza en el auto. 

ENLACES RELACIONADOS:

El Consejo Asesor contará con expertos independientes (02/10/12)