Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:30

IU trabajará por “desprivatizar” la sanidad pública si gana el 24 de mayo

Se reúne con el Observatorio Madrileño de Salud para acordar medidas

Lunes, 13 de abril de 2015, a las 15:32
Redacción. Madrid
El candidato de IU a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Luis García Montero, ha asegurado que su formación trabajará por “desprivatizar” la sanidad pública madrileña para conseguir una atención “universal” dirigida a “todos los habitantes”.

Luis García Moreno.

Así lo ha asegurado este lunes en rueda de prensa tras reunirse con el Observatorio Madrileño de Salud para acordar las medidas y propuestas que IU establecería en esta materia de cara a la próxima legislatura.

García Montero ha asegurado que el decreto 16/2012 por el que la sanidad pública dejó de ser universal crea “confusión burocrática” que le da “mucho miedo” porque abre la puerta a “no reconocer el derecho a la salud como derecho humano y convertir la salud en un negocio”.

Así, desde IUCM se persigue llegar a un “acuerdo estrecho” entre la formación y las movilizaciones sociales con propuestas que eviten que haya un “sistema sanitario deficiente”, consecuencia de los recortes y del “deterioro existente” en este ámbito.

Por su parte, el representante del Observatorio Madrileño de Salud, Marciano Sánchez Bayle, ha incidido en la importancia de aprobar una nueva Ley de Salud que permita “recuperar los centros privatizados” y reuniversalizar el derecho a la salud, “independientemente de la situación administrativa”.

Sánchez Bayle ha resaltado en la idea de “eliminar barreras” tales como el copago, con el fin de “asegurar el derecho a la atención” sanitaria y “volver” al modelo anterior al establecido con los recortes, así como la elaboración de una nueva ley de salud de la Comunidad de Madrid.

Con ello, IUCM considera necesario “restablecer” la atención sanitaria “en igualdad de condiciones” y propone “paralizar los procesos de privatización” ya que genera que sean “más caros y deficientes”. Asimismo, creen imprescindible que las administraciones se “impliquen” y, por ello, proponen que éstas superen “una declaración del impacto de salud”.