Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 15:10

Montoro ‘olvida’ la desgravación del seguro sanitario privado en la reforma fiscal

Solo incluye exenciones de esta índole a los depósitos a cinco años

Lunes, 23 de junio de 2014, a las 15:07
Redacción. Madrid
La reforma fiscal anunciada en su integridad por el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, no incluye mención alguna a la desgravación fiscal del seguro sanitario privado, reivindicación del sector desde hace años por cuanto sus clientes contribuyen al sostenimiento del Sistema Nacional de Salud (SNS) al descargar su presión asistencial, según argumentan sus portavoces por medio del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS).

Juan Abarca Cidón y Cristóbal Montoro.

Su secretario general, Juan Abarca Cidón, valora en este momento la ausencia, en la remodelación del Gobierno, de la que es una reclamación del colectivo al menos desde que se conformó el organismo que los aglutina en junio de 2010. De hecho, la propia web del IDIS disecciona media docena de motivos por los que considera justa la desgravación de Hacienda al asegurado privado, entre los que se encuentra, por ejemplo, aparte del mencionado, el hecho de que “con la suscripción del seguro sanitario se descarga financieramente a la sanidad pública”.

Rebaja de impuestos y de retenciones

El anteproyecto de ley de reforma tributaria que analizó el pasado viernes el Consejo de Ministros incluye un conjunto de medidas que rebajan los impuestos para los contribuyentes, sobre todo para rentas medias y bajas, simplifican y modernizan los principales tributos para favorecer el ahorro y la inversión, e impulsan la competitividad de las empresas.

Como consecuencia de la bajada de las retenciones en el IRPF, 20 millones de contribuyentes contarán cada mes con más renta disponible desde enero de 2015. La rebaja media será del 12,5 por ciento y 1,6 millones de contribuyentes dejarán de tributar.

La reforma está especialmente diseñada para beneficiar a los contribuyentes con rentas medias y bajas. El 72 por ciento de los declarantes cuentan con rentas inferiores a 24.000 euros al año. Para este amplio colectivo, la rebaja media en el IRPF será del 23,47 por ciento. La rebaja media será del 19,34 por ciento para los contribuyentes con una renta inferior a 30.000 euros, y del 16,72 por ciento para rentas inferiores a 60.000 euros.

Asimismo, la remodelación introduce un fuerte aumento de los mínimos familiares en el IRPF, de hasta el 32 por ciento, y tres nuevos ‘impuestos negativos’ o categorías de beneficios sociales para familias y personas con discapacidad. Operarán para familias con hijos dependientes con discapacidad, familias con ascendientes dependientes y familias numerosas (tres o más hijos, con dos hijos y uno discapacitado).

En cada uno de los casos recibirán 1.200 euros anuales, que se podrán recibir de forma anticipada a razón de 100 euros mensuales. Estos ‘impuestos negativos’ son acumulables entre sí y al actual de igual cuantía (100 euros mensuales) que perciben las madres trabajadoras con hijos menores de tres años. La suma de todos los beneficios sociales podría llegar hasta los 6.000 euros.

ENLACES RELACIONADOS:

Susana Díaz: “Que el Gobierno me asegure la ausencia de recortes en sanidad” (23/06/2014)

Hacienda recaudará 400 millones de euros con la subida del IVA sanitario (23/06/2014)