21 nov 2018 | Actualizado: 20:20

Hacienda estudia ‘tomar el control’ de toda la información del SNS

La Comisión para la Reforma de las Administración Públicas propone otorgar un único código nacional sanitario a cada español y centralizar datos clínicos

Viernes, 21 de junio de 2013, a las 13:09

Redacción. Madrid
Un único portal de Internet centralizará la información de todas las administraciones y permitirá iniciar o realizar los trámites y servicios más relevantes, desde consultar las multas de tráfico, pedir hora para renovar el DNI o tramitar la expedición de la tarjeta sanitaria europea.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

Es una de las iniciativas que plantea la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA) en su informe para el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, establecer un "auténtico" punto de acceso general como portal de entrada del ciudadano a las administraciones públicas. Muchas de esas medidas tienen que ver con la sanidad. Por ejemplo, generalizar la emisión de documentos sanitarios europeos (la conocida Tarjeta Sanitaria Europea de la que se expiden 2,7 millones al año) sin tener que desplazarse a una oficina de la Seguridad Social.

O la creación de una base de datos de la tarjeta sanitaria del Sistema Nacional de Salud, que permita identificar a cada ciudadano a través de un único código nacional, inequívoco y vitalicio, en todo el territorio, y de una Tarjeta Sanitaria Única. Ambas medidas permitirán a los médicos consultar de forma segura los datos clínicos de los pacientes cuando estén en una comunidad autónoma distinta a la suya o en otro país europeo. Ahorraría además a las autonomías el coste de renovar las tarjetas sanitarias de sus habitantes.

La CORA propone también la implantación de la historia clínica digital (HCD), que integre la información clínica y de gestión relevante para el médico sobre cada paciente, no sólo como mecanismo de almacenamiento y recuperación de datos, sino como elemento de relación entre los diferentes profesionales y entre estos y los pacientes a lo largo de todo el proceso asistencial. A todo ello se uniría la implantación de una receta electrónica interoperable del Sistema Nacional de Salud, que pueda ser utilizada en todas las autonomías y en la Unión Europea.

558 millones de ahorro

La implantación de la e-Salud, la evaluación de tecnologías sanitarias y de servicios sociales y la fusión de organismos son algunas las principales medidas incluidas en la Reforma de la Administración en el ámbito del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En total, son 22 propuestas (12 relativas a la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad y 10 relativas a la Secretaría General de Sanidad y Consumo), cuyo ahorro para el Estado y las comunidades autónomas para el período 2013-2015 se estima en más de 558 millones de euros.

Creación de la Aecosan

El objetivo de esta medida es racionalizar estructuras administrativas. Tanto el Instituto Nacional de Consumo como la Agencia Española de Seguridad Alimentaria trabajan en la protección de la salud de los consumidores. Con el nuevo organismo (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) se favorecerá el enfoque conjunto. El ahorro estimado por la supresión de altos cargos y personal de apoyo es de 1,08 millones de euros en tres años.

Otra de las medidas destinadas a racionalizar las estructuras es la fusión de los observatorios de la Mujer, de Salud y Cambio Climático y para la Prevención del Tabaquismo en el Observatorio Común del Sistema Nacional de Salud. El proyecto garantiza la integración de datos, la unidad de criterios y facilita la eficiencia organizativa, según explica el MInisterio.

Dentro de las reformas, el Imserso se convertirá en entidad de referencia nacional de evaluación de servicios sociales. Esta medida, indican desde Sanidad, está encaminada a evaluar los servicios sociales gestionados por las distintas administraciones públicas competentes, con el fin de garantizar la igualdad efectiva en el acceso a los mismos de todos los ciudadanos. Hasta ahora, no se ha realizado a nivel estatal ninguna evaluación de los servicios sociales, a excepción de la efectuada en el ámbito de la Ley de Dependencia.