El secretario regional del PSOE subraya que la medida afecta a 120.000 ciudadanos



11 ene 2013. 15.51H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Toledo
El secretario regional del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha exigido a Cospedal “que frene de inmediato el proceso de desmantelamiento de la Sanidad pública en Castilla-La Mancha”. Al mismo tiempo, se ha comprometido a que “dentro de dos años, el próximo Gobierno regional del PSOE reabra las urgencias de los 21 centros de salud que Cospedal va a cerrar a partir de este lunes”.

Emiliano García-Page.

García-Page se pronunciaba de esta manera, a preguntas de los medios de comunicación, en relación a la confirmación, por parte del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha de que, a partir de este lunes se procederá al cierre de las urgencias médicas de 21 municipios de la región que, hasta ahora, funcionaban las 24 horas. Una decisión que, según cálculos de diversas fuentes, afecta a más de 120.000 ciudadanos de Castilla-La Mancha.

Pero no solo es el cierre, inmediato, de muchos de los puntos de urgencia de la región. A juicio del líder de los socialistas de Castilla-La Mancha, la Sanidad es una de las cuestiones en las que más claramente se está comprobando que Cospedal engañó y mintió. “Ella dijo que la Sanidad pública era una línea roja que no iba a traspasar, y lo que tenemos, caso dos años después, son el triple de listas de espera por el despido de miles de sanitarios, hacinamiento en los hospitales, y planes para privatizar”.

 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.