Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Miércoles, 11 de noviembre de 2015, a las 19:07
Javier Barbado. Sevilla
Galicia, Extremadura y Navarra son las comunidades autónomas que, en este momento, más médicos internistas han formado, en tanto que Andalucía, Comunidad Valenciana  y Cataluña, las que menos, según ha revelado Lourdes Moreno, del Servicio de Medicina Interna del Virgen del Rocío de Sevilla, quien ha defendido a esta clase de médico por cuanto lo considera “perfecto” para atender al paciente pluripatológico, polimedicado y envejecido, justo el perfil que se va a multiplicar de forma exponencial en las próximas décadas y que ya prevale en la actualidad.

En este contexto, el internista del futuro deberá ser competente para tratar al paciente pluripatológico ypolimedicado, indicar y realizar pruebas diagnósticas específicas conforme recoge el decreto de troncalidad en vigor desde agosto de 2014. “Se trata de una oportunidad para cambiar el sistema y mejorar la atención de loa pacientes”, ha aseverado  Julio Sánchez, del Servicio de Medicina Interna del  Complejo Hospitalario de Pamplona.

Según ha recordado este médico, en el noveno mes del programa de formación de Medicina Interna (PFMI) para la troncalidad, el residente de segundo año que ha optado por la especialidad deberá someterse a una evaluación que, de superar, dará paso a una rotación de tres meses (por otra parte, según ha puntualizado, quedan suprimidas las rotaciones externas del modelo anterior en estos dos primeros años, en los que el futuro médico se queda en la unidad docente).

Josefina Fernández.

Aranda ha defendido la troncalidad por su enfoque pluridisciplinar paralelo al de la propia Medicina Interna, y porque se basa en la mejora de la calidad y de la seguridad del paciente. “Si todo el mundo posee una visión integral de enfermo, se eludirá la polimedicación, entre otras ventajas”, ha precisado.

Por otra parte, Josefina Fernández, coordinadora de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria del Servicio de Medicina Interna del Hospital de Valls de Tarragona, ha dado a conocer el funcionamiento de la Unidad de Diagnóstico Rápido, que llevan a cabo internistas del centro, y de las que ha revelado que el cáncer representa el 30 por ciento del total de los diagnósticos: “La unidad mejora la efectividad y la coordinación con la Atención Primaria”, ha señalado.

Desde su punto de vista, la atención clínica del paciente, los conocimientos clínicos, el trabajo en equipo y multidisciplinar, las habilidades gestoras y académicas glosan las cualidades propias del buen internista adaptado a la Medicina venidera.

ENLACE RELACIONADO:

El 33% de los pacientes de Interna padece diabetes (11/11/15)