13 nov 2018 | Actualizado: 18:50
Miércoles, 02 de septiembre de 2015, a las 14:27
Redacción. Barcelona
La Federación de Asociaciones de Farmacias de Cataluña (Fefac) ha emprendido una acción legal que tiene como objetivo la defensa de los usuarios y de la oficina de farmacia ante la apropiación que determinados establecimientos de venta de productos de parafarmacia realizan de la simbología y terminología propias de la farmacia.

Antoni Torres, presidente de Fefac.

La Federación Empresarial considera que dichos comercios hacen un uso inadecuado de los términos ‘farma’ o ‘pharma’ y de la cruz de malta, pudiendo provocar confusión entre los usuarios que les lleve a identificar dichos establecimientos con oficinas de farmacia debidamente autorizadas, donde se dispensan medicamentos y productos sanitarios con todas las garantías de calidad y seguridad fijadas por la legislación.

Para evitar este tipo de situaciones, Fefac ha puesto en conocimiento de la Agencia Catalana de Consumo una veintena de comercios cuyos rótulos pueden llevar al usuario a entender que son oficinas de farmacia, solicitando que se investiguen posibles irregularidades.

Desde este organismo se ha informado que se tramitará como denuncia administrativa, “iniciándose las actuaciones necesarias para clarificar los hechos y, en caso de que se compruebe la existencia de infracción administrativa en materia de consumo, se tomarán las medidas correctoras oportunas para defender los intereses generales de las personas consumidoras o usuarias”, se afirma desde la Agencia Catalana de Consumo.

Los casos han sido detectados por los propios titulares de oficina de farmacia, a los que Fefac ha solicitado que envíen nuevas notificaciones, con la ubicación del establecimiento, acompañada de una fotografía, con el fin de incorporarlos al listado ya presentado, disponiendo para ello hasta el próximo 30 de septiembre.