Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 16:10

España registra un repunte de las ETS

El sida desciende desde mitad de los 90 pero la media de casos supera a la europea

Martes, 29 de abril de 2014, a las 17:38
Javier Barbado. Madrid
Los pacientes con enfermedades de transmisión sexual (ETS) y, más en concreto, afectos de gonococia y de sífilis, han experimentado un repunte en los últimos años en España, donde el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) mantiene su tendencia descendente desde mediada la década de los 90 pero, no obstante, registra asimismo una incidencia superior al promedio europeo, tal como se deduce de un informe con datos de 2011 publicado este martes por el Ministerio de Sanidad.

Evolución de la incidencia de sífilis por 100.000 habitantes en la UE y en España, 1990-2011.
Fuente: Ministerio de Sanidad.

Tanto España, en realidad, como el conjunto de los quince países que constituían la Unión Europea (UE) antes de 2004 han presentado un ascenso de sífilis desde comienzos de 2000, y, en el caso de la gonococia, desde 2008. En cuanto al sida, pese a la tendencia descendente referida, la cifra en el país es de 1,8 casos por cada 100.000 habitantes mientras la media de la UE es de 0,9 casos.

Por otra parte, España también ha registrado una importante disminución en la incidencia del sarampión y de la rubeola, y, en este momento el número de casos anuales es de 2,7 y de 0,2, respectivamente, por cada 100.000 habitantes.

Otras enfermedades como la diabetes mellitus, la cirrosis hepática o la cardiopatía isquémica han disminuido en frecuencia en líneas generales, y, en el caso concreto del carcinoma de mama, España presume, de hecho, de presentar la mortalidad más baja por este tumor (el 8 por ciento menos que la media de la UE).

También la mortalidad por cáncer de pulmón en varones se revela menor en los últimos años, lo cual se atribuye al descenso en el consumo de tabaco, con una media similar a la comunitaria. No así en el tumor de pulmón en la mujer, cuya mortalidad, pese a ser de las más bajas de la UE, refleja en las gráficas una tendencia ascendente que el informe ministerial atribuye a su incorporación tardía, en relación con el hombre, al hábito tabáquico.

ENLACES RELACIONADOS:

Acceda al informe publicado por el Ministerio de Sanidad