Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Martes, 20 de noviembre de 2012, a las 13:29

primer plano
LAUREANO SIMÓN, EN EL FORO ESPAÑA INNOVA
España fracasa en la transferencia del conocimiento básico al tejido productivo
El consejero delegado de Progenika ha repasado los retos de la biotecnología española

Enrique Pita / Imagen: Pablo Eguizábal. Madrid
Un caso de éxito empresarial siempre es bienvenido en un tiempo de profunda crisis como el actual, y eso es precisamente lo que se ha presentado en el Foro España Innova de la mano de Progenika, empresa biotecnológica española con sede en Bilbao y que cuenta, a día de hoy, con filiales en Boston (EEUU), México y Dubai que emplean a 140 personas y que desde su fundación hace 12 años se ha convertido en uno de los grupos punteros del sector no solo a nivel nacional, sino también internacional en el campo de la medicina personalizada a partir de test de diagnóstico genómico.

La ministra Ana Mato ha sido la encargada de presentar al consejero delegado y fundador de Progenika, Laureano Simón (segundo por la izquierda), que ha estado escoltado por Antonio San José, moderador del acto (primero por la izquierda) y Raimundo Pérez-Hernández, director de la Fundación Ramón Areces, entidad que impulsa el Foro España Innova.


“En tiempos difíciles hay que recordar que las buenas ideas llevadas a cabo por las buenas personas llegan a buen fin”, ha recalcado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, durante la presentación de Laureano Simón, fundador y consejero delegado del grupo Progenika junto a Antonio Martínez, que ha hecho un repaso a la actividad de la empresa y a su proyecto de expansión y su modelo de negocio como forma para proyectar la situación, los retos y las necesidades de la biotecnología española. En este sentido, ha lamentado el “despilfarro” de conocimiento que se aprecia en España. “Se está fracasando en la transferencia del conocimiento básico a la creación de productos”, ha afirmado, y ha señalado que “debemos centrarnos en explotar el conocimiento ya existente porque el nuevo es mucho más costoso”, pero “no somos óptimos en esa conversión del conocimiento en un producto”.

Ana Mato.

Laureano Simón.


Además, ha recalcado que la economía que surja de esta crisis debe basarse en el conocimiento y en las personas, para lo que es clave una estrategia de atracción de talento. Y el problema radica en este segundo aspecto, ya que “es casi imposible traer a España un científico extracomunitario, nos lleva más de seis meses”, por lo que ha reclamado que se agilicen esos procesos de contratación. Además, desde su punto de vista el problema no es que se escape el talento, sino no ser capaces de atraerlo y retenerlo.

Por otra parte, ha señalado la gran importancia de establecer sinergias con el mundo universitario, así como la necesidad de que las administraciones, tanto autonómicas como estatales e incluso europeas apuesten por la financiación de las actividades de I+D+i, si bien ha reconocido que “es terrible constatar cómo disminuye esa financiación en España”, lo que unido a la financiación pública que si encuentran las empresas competidoras en sus países de origen complica la situación. Entre las claves para el buen desarrollo de una iniciativa empresarial ha señalado también la internacionalización, la superespecialización de la actividad empresarial y la imagen de marca, algo que en su opinión la biotecnología española “descuida”.

A la izquierda, Laureano Simón y Ana Mato a su llegada al acto. A la derecha, el presidente de la Comisión de Sanidad
y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados, Mario Mingo (izquierda), y Santiago Cervera, secretario cuarto
de la Mesa del Congreso de los Diputados.


El director general de Políticas de Apoyo a la Discapacidad del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ignacio Tremiño (izquierda). En el centro, Honorio Bando, consejero del Instituto de Salud Carlos III y vicepresidente de las Fundaciónes Fundadeps e Idepro, departe con Belén Prado, viceconsejera de Ordenación Sanitaria e Infraestructuras de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. A la derecha, el director general del Imserso, César Antón.


De izquierda a derecha, el Padre Ángel, presidente de Mensajeros de la Paz; Rafael Camacho, director general de Genoma España; Martín Hernández-Palacios, director general de Aliter, Escuela Internacional de Negocios; Carlos Mur, director gerente del Hospital Psiquiátrico José Germain, y José Antonio Martín Urrialde, presidente del Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España.


Aspecto general de la sala del Hotel Ritz de Madrid donde se ha celebrado el Foro España Innova.