Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15

Ernesto Cervilla asume la presidencia del Colegio de Farmacéuticos de Cádiz

Acrecentar la calidad de la prestación será una de sus prioridades

Jueves, 28 de mayo de 2015, a las 17:43
Redacción. Cádiz
Ernesto Cervilla será el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Cádiz durante los próximos cuatro años, tras un proceso electoral marcado por el consenso en torno a su candidatura, la única presentada a los comicios. Cervilla, que releva el cargo a Felipe Trigo, que ha estado durante los últimos nueve años al frente de la corporación farmacéutica gaditana, ocupaba la vicepresidencia del colegio gaditano desde 2010, donde también ha ocupado el cargo de vocal de Oficina de Farmacia.

Ernesto Cervilla.

En su discurso de toma de posesión, Ernesto Cervilla ha desgranado sus prioridades para los próximos cuatro años, que pasan por acrecentar la calidad de la prestación farmacéutica que reciben los ciudadanos de la provincia. Para ello, trabajará para dotar a los farmacéuticos de las herramientas necesarias para consolidar y mejorar la cartera de servicios profesionales de las farmacias gaditanas, de manera que todos los colegiados, con independencia del tamaño, ubicación o cualesquiera otras circunstancias de la botica, puedan ofrecerlos.

Cervilla ha mostrado también su orgullo por la labor que realizan los casi 1.500 farmacéuticos colegiados gaditanos y la atención que se presta en las más de 500 oficinas de farmacia repartidas por la provincia, y ha señalado que la nueva Junta de Gobierno trabajará con todo su ahínco para potenciar actividades de interés para todos los farmacéuticos, velando por alcanzar la excelencia en la gestión de los servicios colegiales y para guiar los pasos de los profesionales ante los retos que tiene planteados la farmacia y la atención sanitaria del siglo XXI, entre otros, “el de la sostenibilidad de un sistema de prestaciones que tiene que hacer frente al aumento de la esperanza de vida de la población y a la cronicidad”.