Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:55

El sistema de detección de enfermedades laborales ya está implantado en todos los centros de salud

Ha permitido registrar en 2012 más de 1.300 casos de sospecha de enfermedad profesional

Domingo, 10 de marzo de 2013, a las 12:50

Redacción. Valencia
El Sistema de Información Sanitaria y Vigilancia Epidemiológica Laboral (Sisvel) está implantada actualmente en el cien por cien de los centros de Atención Primaria y el 70 por ciento de los centros de Especializada, ha permitido registrar en 2012 más de 1.300 casos de sospecha de enfermedad profesional, según ha señalado ha señalado directora general de Salud Pública, Lourdes Monge.

Manuel Llombart, consejero de Sanidad.

Esta herramienta puesta en marcha en 2010 de manera pionera en España permite, tanto a los médicos de Atención Primaria y Especializada desde la aplicación Abucasis, como a los servicios de prevención de riesgos laborales desde un portal de internet habilitado al efecto, comunicar posibles enfermedades laborales.

Más del 90 por ciento de las comunicaciones de sospecha proceden de los facultativos de la Agencia Valenciana de Salud, y en 970 casos se solicitó el estudio de la Unidad de Salud Laboral correspondiente.

Según ha explicado la directora general de Salud Pública, Lourdes Monge, “para la Consejería de Sanidad, la promoción de la salud en el trabajo y la protección de la salud de las personas que trabajan son cuestiones prioritarias, y sabemos que para planificar adecuadamente las actividades sanitarias en dicho entorno es imprescindible conocer bien los daños para la salud de origen laboral”.

Según ha explicado Lourdes Monge, “el sistema nos permite ya mejoras en el conocimiento y por tanto en la actuación preventiva y reparadora sobre dichas enfermedades, y que los médicos puedan más fácilmente cumplir su obligación legal con la ayuda de este sistema, que les orienta a la hora de determinar el origen laboral de la patología”.

Además, el sistema permite vigilar enfermedades concretas, por su interés para la salud pública (alta prevalencia, acúmulos espacio-temporales de casos, etc.), o por estar incluidas en el RD 1299/2006 que establece los criterios de registro de enfermedades profesionales contempladas por la seguridad social, realizando un estudio epidemiológico adicional.