Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Viernes, 30 de enero de 2015, a las 17:10
Redacción. Barcelona
Metges de Cataluña ha calificado de “mezquina y desleal” la decisión de la dirección de Badalona Serveis Assistencials (BSA) de aplicar de manera unilateral a su plantilla una modificación sustancial de las condiciones de trabajo por vía del artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores (ET).

Para el sindicato, la medida es una “agresión” al personal, ya que conlleva para 2015 una rebaja salarial directa del 5 por ciento, la desaparición total del complemento variable por objetivos (DPO) y la supresión de una paga extra, además del aumento de la flexibilidad de la jornada hasta el 10 por ciento. Estos recortes, señala el Sindicato Médico, se suman a la reducción salarial aplicada ilegalmente por la empresa entre junio de 2010 y julio de 2013 que se encuentra pendiente de retorno en virtud de una sentencia judicial, y al pacto que desde agosto de 2013 y hasta el pasado diciembre ha supuesto la aceptación por parte de los trabajadores de recortar un 5 por ciento de su sueldo y un 7 por ciento de las retribuciones por objetivos.

Ante la imposición de nuevos ajustes, los tres comités de empresa de BSA (Atención Primaria, hospitalaria y sociosanitaria) han presentado una denuncia ante el Tribunal Laboral de Cataluña y han puesto en marcha movilizaciones en forma de concentraciones diarias, a las 9 horas ya las 17 horas, en la puerta de todos los centros que gestiona BSA.

La decisión además puede provocar la desbandada del personal que no quiere aceptar el cambio de sus condiciones laborales, afirma Metges. En este sentido, un centenar de trabajadores (el 50 por ciento del total) de los centros de Atención Primaria y 30 de hospitalarios se han dirigido a la gerencia para solicitar información sobre la compensación económica que les corresponde en caso de que decidan abandonar la empresa en disconformidad con la aplicación del artículo 41.