Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:05

El servicio de teleasistencia seguirá siendo totalmente gratuito para todos los usuarios

El Ayuntamiento asume la cantidad que el Gobierno central deja de adjudicar en 2013

Miércoles, 21 de noviembre de 2012, a las 17:39

Redacción. Santander
El alcalde de Camargo, Diego Movellán, ha anunciado que el servicio de teleasistencia domiciliaria seguirá siendo totalmente gratuito para los usuarios en el municipio, al asumir el Ayuntamiento la cantidad que el Gobierno central deja de pagar en 2013.

De izquierda a derecha: Diego Movellán, alcalde de Camargo y Amancio Bárcena, concejal del área de Familia, durante la rueda de prensa.

El coste total del servicio es de 89.000 euros; el Gobierno de Cantabria aporta 29.000 y el central ha anunciado su decisión de retirar la partida destinada a este fin, por lo que Camargo ha decidido asumir el pago de los 60.000 euros restantes íntegramente, sin trasladar el pago de la diferencia a los usuarios, ha explicado Movellán.

En la actualidad, más de 350 personas reciben en Camargo este servicio, que se ofrece a personas que viven solas y que son mayores de 75 años o que sufren una discapacidad que limita el desarrollo de, al menos, el 50 por ciento de las actividades de la vida cotidiana. Con solo pulsar un botón, el usuario entre en contacto con un equipo profesional dispuesto para atenderle inmediatamente, las 24 horas al día y los 365 días al año.

El alcalde ha destacado que este servicio hace posible que los mayores y personas afectadas por una discapacidad puedan mantener su autonomía personal y vivir en su propia casa, lo que constituye una de las aspiraciones humanas.

Movellán, al que acompañaba el concejal del área de Familia, Amancio Bárcena, ha explicado que se llevará al próximo Pleno municipal la revisión de la ordenanza que regula el servicio de Teleasistencia Domiciliaria, que se presta a día de hoy "a coste cero" para los usuarios y seguirá siendo gratuito en Camargo para "el 100 por ciento" de ellos, ha reiterado, tal y como se recoge en la disposición que completa la Ordenanza.

A su juicio "no sería justo" solicitar un copago por este servicio cuando mayores y pensionistas están "contribuyendo en muchos casos decisivamente" al sostenimiento de muchas familias aportando parte de sus ingresos, y lo que supondría una recaudación de ingresos "no muy significativa" para las arcas municipales, sería "una carga necesariamente pesada para quienes deban abonar cualquier cantidad".