Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El servicio de salud se compromete a tener un nuevo protocolo para la hepatitis C este viernes

Los enfermos solicitan que garantice el acceso para todos los casos, no solo los graves

Lunes, 16 de febrero de 2015, a las 13:21
Redacción. Sevilla
El colectivo de afectados por la hepatitis C de Andalucía anuncia el “compromiso” adoptado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) de tener lista para el próximo viernes 20 de febrero un nuevo protocolo andaluz para el tratamiento de la enfermedad, la principal reivindicación que las plataformas de afectados de las distintas provincias andaluzas presentaron a la Administración en la reunión mantenida el pasado 31 de enero.

El portavoz de la Plataforma de Afectados de Granada, Jesús López, ha explicado a Europa Press que la secretaria general de Salud Pública y Participación de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, Josefa Ruiz, ha comunicado a las plataformas andaluzas de afectados que “el martes o miércoles de la semana que viene se reunirá la Comisión de Expertos del SAS y que como muy tarde el viernes dispondríamos ya de un nuevo protocolo andaluz para el tratamiento a los enfermos de nuestra comunidad”.

El SAS atiende de esta forma la principal reivindicación que los representantes de las plataformas de afectados por la hepatitis C de las distintas provincias andaluzas le presentaron en la reunión mantenida el pasado 31 de enero. “Las peticiones de las plataformas siempre han sido muy claras, que se dispensen de manera urgente los nuevos tratamientos libres de interferón a todos aquellos pacientes que se encuentren en situaciones avanzadas de su enfermedad (estadios F3 y F4), además de pretrasplantados y trasplantados”, ha asegurado López.

De este modo, recuerda que en la citada reunión de enero, el SAS reiteró que en Andalucía “se iban a continuar dispensando estos tratamientos de acuerdo con las directrices de diciembre pasado incluidas en la Estrategia de Priorización aprobada por el Consejo Interterritorial de Salud, y que sólo contemplaba la dispensación de los nuevos tratamientos a los pacientes más graves”.

Esta estrategia, vigente en la actualidad, “viene dejando fuera a algunos pacientes cirróticos (F4) y a casi todos los que se encuentran en la fase anterior a la cirrosis (F3), algo a lo que nos hemos venido oponiendo frontalmente desde las plataformas de afectados”, ha señalado.

Sin embargo, la información que “hemos recibido hoy del SAS supone un avance muy importante para los enfermos de nuestra comunidad”, destaca, toda vez que espera que el nuevo protocolo andaluz “sí contemple nuestras reivindicaciones de tratar no sólo a los pacientes más graves, como venía ocurriendo en estas últimas semanas, sino también a los que se encuentran en F3 y a los de F4 que no eran candidatos, según la restrictiva Estrategia de Priorización”.