Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El Sant Joan aborda nuevas técnicas para disminuir la mortalidad en la UCI

El centro lidera uno de los dos ensayos clínicos que existen en Europa para analizar el papel de estos procedimientos

Viernes, 15 de mayo de 2015, a las 16:56
Redacción. Valencia
El Hospital Universitario Sant Joan de Alicante ha celebrado la primera reunión Ramón Conejero García-Quijada, sobre ‘Técnicas de depuración extracorpórea en UCI’, cuya organización ha corrido a cargo del Servicio de Medicina Intensiva y ha contado con el apoyo de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva,Crítica y Unidades Coronarias (Sovamicyuc).

Ponentes de la jornada del Sant Joan.

El nombre de la jornada pretende homenajear a Conejero, adjunto de Sant Joan recientemente jubilado, por ser el impulsor de estas reuniones que aglutinan cada año por estas fechas a especialistas de Medicina Intensiva de la Comunidad Valencia y Murcia.

En esta ocasión, se ha querido focalizar la atención sobre un tema que es de vital importancia para la especialidad, como es el papel de las técnicas de depuración extracorpórea en la rutina habitual de las Unidades de Cuidados Intensivos.

De estos procedimientos, que permiten nuevas perspectivas en la recuperación de pacientes graves, con sepsis severa o shock séptico, se ha hablado en este encuentro. “De hecho, el Servicio de Medicina Intensiva de Sant Joan está liderando el ensayo clínico ROMPA, “Reducción de la mortalidad mediante plasma-adsorción en shock séptico grave”, que comenzó hace ya un año”, explica el investigador principal, Francisco Colomina, de la Unidad de Cuidados Intensivos de Sant Joan.

Se trata de uno de los dos ensayos que existen actualmente a nivel europeo para el análisis de estas técnicas y es de carácter multicéntrico, ya que participan en él diez centros de la comunidad y Murcia.

“Las enfermedades infecciosas son hoy en día una de las principales causas de ingreso en las Unidades de Pacientes Críticos. La sepsis es una patología muy frecuente que nos preocupa y cuenta con una mortalidad alta, pese a todos los esfuerzos que estamos llevando a cabo. Es por ello que este ensayo pretende ahondar en una de las estrategias terapéuticas que se utilizan en estos pacientes, la plasma-filtración con adsorción (CPFA), y comprobar si ésta es capaz de disminuir hasta un 50 por ciento las muertes en enfermos que sufren sepsis o shock séptico”,  señala Colomina.

La investigación que se ha realizado hasta el momento sobre esta terapia muestra unos resultados favorables, pero no son concluyentes. De ahí el interés por realizar este ensayo que, como explica el investigador principal, “se encuentra en estos momentos en la fase de reclutamiento de pacientes (se espera reclutar a 180, aproximadamente) y se prevé que tenga una duración mínima de dos años”.

El ensayo pretende aclarar si la combinación de plasma, filtración y adsorción es capaz de reducir la mortalidad y prevenir fallos orgánicos en el shock séptico. Esta técnica consiste en un sistema de depuración extrarrenal, mediante un filtro que es capaz de absorber la mayor parte de una serie de sustancias de la sangre que son mediadoras de la sepsis. Así, el plasma del paciente se hace pasar por un circuito, mediante el cual se extraen una serie de sustancias que libera el propio organismo como respuesta a la infección. Al eliminar esas sustancias, se aspira a minimizar los efectos dañinos que tienen sobre el organismo.

Es destacable el hecho de que los promotores de este ensayo han sido los propios especialistas. Sin embargo, cabe resaltar que la industria farmacéutica ha hecho posible que el proyecto pueda llevarse a cabo, cediendo de forma gratuita el tratamiento sometido a evaluación.