Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:30

El régimen STR es la clave de una epidemia controlable

Los especialistas piden no ahorrar costes en pruebas diagnósticas y tratamientos

Viernes, 25 de enero de 2013, a las 16:15

Sandra Melgarejo / Imagen: Adrián Conde. Madrid
Madrid ha acogido la segunda edición del encuentro ‘Avanzando hacia el futuro en VIH’, organizado por Gilead. En opinión de Josep Mª Gatell, coordinador de las jornadas y jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, “el reto es avanzar hacia un futuro sin VIH”. Pero lo que ya es el presente del VIH son los avances en el tratamiento antirretroviral, como el régimen STR (single tablet regimen) de un único comprimido al día, “la pauta de tratamiento más óptima y eficiente para la salud de los pacientes, pero también la más coste-efectiva para beneficio de la salud pública”, ha afirmado Gatell.

Gatell detalla la situación del VIH en España.

Moreno habla de los avances en el régimen STR.

“Dada la complejidad del régimen de tratamiento del VIH, siempre aspirábamos a que la infección se pudiera controlar con una única pastilla, algo que conseguimos en 2007 con un tratamiento combinado altamente eficaz y bien tolerado”, ha detallado Santiago Moreno, jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid.

Montaner pide a las autoridades que actúen contra el VIH.

La pauta STR mejora la adherencia al tratamiento y se relaciona “con una mayor tasa de éxito terapéutico y una disminución de la mortalidad”, ha afirmado. Moreno ha asegurado que “el futuro del tratamiento antirretroviral de inicio está escrito en clave de pastillas únicas”. De hecho, se prevé que aparezcan tres nuevos fármacos con diferentes combinaciones en los tres próximos años, lo que aumentará el porcentaje de pacientes tratados en régimen STR, que en la actualidad alcanza el 60 por ciento.

No obstante, ante la próxima aparición de nuevos fármacos genéricos que forman parte de los tratamientos combinados, Moreno ha solicitado a las autoridades sanitarias que, a pesar del contexto de crisis, no se sustituya la pastilla única por los comprimidos genéricos por separado para abaratar costes, porque “se perdería la ventaja de la adherencia al tratamiento” y los beneficios que conlleva en la reducción de costes sanitarios a largo plazo.

Vidas más largas, simplificadas y normalizadas

“La estrategia de los tratamientos STR a largo plazo ha aumentado la longevidad y la calidad de vida de los pacientes y ha simplificado y normalizado sus vidas”, ha destacado Julio Montaner, director clínico del British Columbia Centre for Excellence in HIV/AIDS de Vancouver (Canadá). “Tenemos las herramientas para abrir la puerta a una generación libre de sida y, si no se hace, es porque no se quiere. Facilitar el acceso a las pruebas diagnósticas y al tratamiento ahorra dinero, pero ahorrar es esto cuesta más a largo plazo”, ha advertido Montaner. “Normalizar el diagnóstico y hacer desaparecer el estigma, identificar los casos y ofrecer tratamiento de forma inmediata permitirá controlar la epidemia”, ha añadido.

Santiago Moreno, José Mª Gatell y Julio Montaner.