17 dic 2018 | Actualizado: 18:30

El Real Decreto de categorías profesionales queda a expensas de las decisiones autonómicas

Sigue pendiente el rango legal que obtendrán los baremos para la movilidad

vie 11 abril 2014. 14.52H
María Márquez. Madrid
La homologación de categorías profesionales ha sido uno de los temas clave de la reunión mantenida este viernes en el Foro Marco de Diálogo Social. El borrador, que ahora pasará a manos del Consejo de Estado, se convertirá en real decreto, pero en la práctica, el mayor grado de homogeneización quedará en manos de los servicios de salud. Especialidades de vital importancia como Urgencias, Emergencias, Atención Continuada o Pediatría están en juego.

Pese al buen ánimo ministerial, los obstáculos a superar son varios. Por un lado, diversas comunidades autónomas (Extremadura, Castilla y León, Andalucía…) cuentan con categorías propias que imposibilitan la movilidad del profesional sanitario, y siendo competencia autonómica, el Ministerio no puede dictar una solución que se bifurcaría en una ampliación de homologaciones o bien que las consejerías replanteen su oferta de categorías. El documento que este viernes se ha dado por cerrado en el Paseo del Prado intenta “homologar lo homologable”, según fuentes de la negociación, pero en la práctica la heterogeneidad de la oferta es palpable: técnicos de salud, de urgencias hospitalarias, de emergencias, de Atención Continuada o de Pediatría no pueden desplazarse a otras autonomías porque cuentan con características profesionales específicas. Es el caso de los pediatras de Castilla y León, donde se contempla la especialidad como ‘un todo’ que engloba la asistencia en Atención Primaria y Atención Hospitalaria.

Ante estos flecos que el futuro real decreto deja pendientes, a la secretaria del Sector de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de la FSP-UGT, Pilar Navarro, no le “sorprendería” que las comunidades autónomas se vean tentadas de impugnar la norma estatal. Navarro también ve un problema en el hecho de que el documento recoge categorías profesionales que no están operativas en todo el territorio, como el caso de las especialidades enfermeras. En estos casos, el Ministerio sí “recomienda” su establecimiento, pero hay cuestiones, resalta la secretaria federal, que serán objeto de controversia porque no se estipulan, como las diferencias salariales entre las mismas.

Baremos para la movilidad de profesionales

Es otro de los temas que ha centrado la atención de sindicatos y Ministerio en los últimos meses. La duda sobre el rango legal que tendrá el documento se mantiene, si bien el compromiso de Sanidad es que sea “el mayor posible”. El texto, ya cerrado en este foro de negociación, tendrá que contar con el consenso del Consejo Interterritorial. Fuentes sindicales tildan el texto de “muy genérico” y temen que si no llega a convertirse en un real decreto, las CCAA no sigan las directrices tal y como esperan.

ENLACES RELACIONADOS:

Las categorías profesionales pasan de 351 a 131 (27/09/13)