Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El PSOE tacha la huelga de médicos de corporativista

Trinidad Jiménez explica que están "haciendo ajustes" para mantener la sanidad universal y pública

Martes, 22 de enero de 2013, a las 23:05

Redacción. Sevilla
La secretaria de Política Social del PSOE, Trinidad Jiménez, ha asegurado este martes que la huelga de médicos retomada de nuevo en Andalucía tiene un carácter más "corporativo", mientras que la que se está produciendo en Madrid tiene como objetivo "una defensa clara de la sanidad pública".

Trinidad Jiménez.

La socialista ha añadido que ambas protestas "no tienen nada que ver". A su juicio, y como explicación a los recortes efectuados en la comunidad andaluza, el PSOE "nunca" ha dicho que la sanidad fuera intocable, sino que defiende "el modelo actual, que es la sanidad universal y pública". Precisamente, para "defender" estos aspectos del sistema sanitario, la Junta de Andalucía está "haciendo ajustes", reconoce. Refiriéndose a las protestas llevadas a cabo en Madrid, Jiménez expone que lo que hay que hacer es "analizar dónde se puede ajustar", ya que eso es lo que los profesionales le están demandando "a la señora Mato".

"No se han podido hacer peor los recortes, me parece un gravísimo error romper con un sistema universal como el que teníamos y pasar a un sistema de aseguramiento, es como retroceder 35 años", apunta al tiempo que afirma que "ahora lo peor que puede ocurrir es la privatización; no lo digo yo, que soy la oposición, lo dicen los médicos especialistas, los jefes de servicio, la Organización Médica Colegial, las sociedades científicas con las que nosotros, más allá de la conversación puramente institucional; no hemos tenido nada que ver en esa movilización", ha aclarado.

Además, asegura que ella, cuando fue ministra de Sanidad, tuvo que recortar, y niega que existiera "un agujero" de deuda del Gobierno socialista. "Siempre hay una deuda que se va acumulando, no es el Estado el que hace los presupuestos de las comunidades, son las comunidades las que presupuestan y, a veces, por debajo de lo que finalmente se gastaba porque el gasto sanitario puede ser variable", señala al respecto.

Como solución, señala que Zapatero "puso el contador a cero" al aportar 10.000 millones para ayudar a las comunidades a pagar la deuda. Por contra,"en tan sólo un año de Gobierno del PP se ha acumulado una deuda de 7.000 millones", la cual está provocada por "una insuficiente financiación de la sanidad, que es barata y que nos podemos permitir como país" y no por "herencia, ni Gobierno central". Por otro lado, Jiménez ha explicado que se está produciendo "una gran contestación ciudadana" a los recortes que está realizando el Gobierno. "En Castilla-La Mancha, por el cierre de 21 centros de atención en zonas rurales, la gente tiene miedo a quedarse sin urgencias por la noche", concluye.