Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 21:50
Lunes, 03 de septiembre de 2012, a las 15:39

Valentín García, portavoz del PSOE de Extremadura.

Redacción. Mérida
El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado al pleno de este jueves una propuesta de impulso para que la Asamblea de Extremadura “obligue” al Gobierno extremeño a “no condenar a los inmigrantes sin papeles” a “no tener” asistencia sanitaria por una cuestión de “derechos”.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Valentín García, ha explicado en rueda de prensa que “no es verdad” que sea una medida para ahorrar presupuestos, puesto que se trata de unas “1.200 personas” sobre un 1,1 millón de usuarios del Servicio Extremeño de Salud (SES), por lo que “no significa prácticamente nada” en términos económicos.

“Estamos hablando del incumplimiento de la Ley General de Salud de España, que reconoce que todos los ciudadanos tienen derecho a la asistencia sanitaria”, ha señalado tras la junta de portavoces.

Así, ha indicado que “aunque solo fuera por prevenir” la salud de los extremeños, “convendría” que el Gobierno regional cumpliera la ley porque “mañana puede surgir un problema de salud pública” si no se atiende a dichos ciudadanos.

Por su parte, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Miguel Cantero, ha asegurado que es “absolutamente falso” que se condene sin sanidad a los inmigrantes, como ha señalado García, por lo que ha subrayado que lo que pretende el PSOE es “alarmar”.

“En ningún momento ni se ha condenado ni se ha dejado de condenar, toda aquella persona que haya necesitado y que necesite asistencia sanitaria la tendrá”, ha insistido Cantero, al tiempo que ha matizado que tanto la Consejería de Salud como el Gobierno central tienen “claro” que el concepto de “humanitario” pasa porque “cualquier persona que lo necesite” sea asistido.

Sin embargo, Cantero ha aclarado que aquella persona que “no esté contemplada” como perceptora de las asistencias sanitarias continuadas, es decir, que no sea la primera asistencia de urgencia que necesite, deberá ser atendida según los convenios con sus respectivos países o “de la forma que se determine con cada uno de ellos, dependiendo de la modalidad”.