Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:40
Miércoles, 23 de enero de 2013, a las 22:16

Redacción. Zaragoza
La diputada del grupo del Partido Socialista en las Cortes, María Victoria Broto, ha alertado de que el "retroceso" en la aplicación de la ley de la Dependencia está teniendo una "repercusión importante" en el empleo y, como ejemplo, ha indicado que desde la publicación en julio del decreto que modificó esta ley, se han producido 2.689 bajas en la Seguridad Social de cuidadores en el entorno familiar en la comunidad.

María Victoria Broto.

Ha lamentado que la presidenta Luisa Fernanda Rudi "esté acabando con la ley de la Dependencia", lo que implica "dejar a personas vulnerables en la estacada" y afecciones en el empleo, y ha comentado que, en el conjunto del Estado, había en noviembre "37.000 personas en paro por la no aplicación de la ley".

En Aragón, por provincias, las bajas en la Seguridad Social de cuidadores en el entorno familiar han sido de 508 en Huesca, 396 en Teruel y 1.785 en Zaragoza, en "muchas de ellas mujeres, que tenían garantizado su futuro" con esas cuotas a la Seguridad Social. La diputada socialista ha argumentado que "no aplicar esta ley significa no pensar en los más débiles", cuando con un 0,07 por ciento de incremento en el déficit "podíamos haber dado respuesta" a estas personas.

Según ha precisado, cuando el PSOE gobernaba en Aragón los beneficiarios de la ley se incrementaban en 600 al mes, pero ahora "tenemos menos beneficiarios que en 2010" ya que en diciembre de ese año había 25.437 y en diciembre de 2012 han sido 21.473. Además, entre junio 2011 y el 1 de diciembre de 2012, es decir, desde que gobierna el PP en la comunidad, "se han reducido las prestaciones, salvo en plazas de centros de días".

Concretamente, Broto ha dicho que hay 2.104 beneficiarios menos con derecho, 3.059 beneficiarios menos atendidos, se han reducido en 236 las personas en residencias, en 789 las que tienen prestación económica vinculada a los servicios y en 2.192 quienes reciben la prestación económica de cuidador en el entorno familiar, si bien hay 3.360 dictámenes más de los que había. "Rudi quiera acabar con la ley de Dependencia y para eso cuenta con la complicidad" del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, que cuando llegó al Ejecutivo "casi deroga" la ley de la Dependencia, con un decreto que implica que los dependientes moderados no tendrán prestación hasta julio de 2015; aumenta las aportaciones de las familias; "empeora" la atención, y reduce un 15 por ciento las prestaciones a los cuidadores familiares, que ahora "tienen que pagar la Seguridad Social".