Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

El PSIB propone que los pensionistas no tengan que adelantar el dinero para sus medicamentos

Thomàs ha criticado duramente la decisión del PP de introducir el copago farmacéutico

Miércoles, 06 de marzo de 2013, a las 17:57

Redacción. Palma
El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una iniciativa en contra del copago farmacéutico para que los pensionistas no tengan que adelantar el dinero para la compra de sus medicamentos. El diputado y portavoz adjunto, Vicenç Thomàs, ha explicado la viabilidad de la iniciativa a través de la adaptación del programa de receta electrónica del Ib-Salut que permitiría que los pensionistas no tuvieran que pagar los fármacos una vez han llegado al límite del copago que deben hacer frente según su renta.

Vicenç Thomàs, diputado del PSIB.

Thomàs ha criticado duramente la decisión del PP de introducir el copago farmacéutico, y muy especialmente entre el colectivo de pensionistas, que por primera vez tienen que pagar. "El PP pretende con este copago cambiar el modelo sanitario, con una pérdida de la calidad asistencial" dijo el diputado, quien ha acusado al Gobierno "de ordeño económicamente al colectivo de personas más débiles con este copago".

El parlamentario socialista ha explicado que con el Real Decreto Ley 6/2012 del Gobierno Rajoy, los pensionistas deben pagar un 10 por ciento del precio de los medicamentos, a excepción de algún colectivo, con un límite entre 8 y 60 euros, dependiendo de la renta.

 El copago lo hace el usuario en el momento de la compra y es la Administración quien reintegra aquellas cantidades que superen los máximos establecidos para cada grupo de pensionistas. Con este sistema, que Thomàs ha calificado de "perverso", el Gobierno está quitando dinero de pensionistas y colectivos muy débiles y que no vuelve hasta pasados ​​seis o siete meses, como mínimo.

"El Gobierno del PP está reteniendo hasta 100.000 euros de los pensionistas más vulnerables de nuestras Islas", ha denunciado. Asimismo, Thomàs ha explicado que el IB-Salut tiene previsto no devolver el 22 por ciento de los casi  450.000 euros que debería reembolsar los más de 40.000 pensionistas que tienen derecho a la devolución.

Durante su intervención, el diputado del PSIB ha recordado que los efectos que está teniendo este copago farmacéutico es que un 17 por ciento de los pensionistas no retiren todos los medicamentos, una cifra que puede llegar hasta el 27 por ciento entre aquellos que cobran la pensión más baja. A este hecho, se añade que la pensión media de las Islas Baleares es de las más bajas de todo el Estado.

Vicenç Thomàs ha lamentado la poca sensibilidad social del PP ante esta realidad, ya que ha votado en contra a esta iniciativa del Grupo Socialista que se ha debatido en la comisión de Salud del Parlamento. "La oposición del PP hará que los pensionistas tengan que seguir avanzando y pagando más por sus medicamentos", criticó el diputado quien ha puesto el ejemplo de Andalucía que, con un sistema de receta electrónica como la que dispone el Ib -Salud, decidió que este colectivo de personas no avanzaran dinero de las reves recetas por encima del límite fijado. El sistema informático, explicó Thomàs, detecta cuando se ha llegado al techo de aportación y evita que se les cobre, reduciendo el impacto económico negativo que el copago del PP tiene sobre esta parte débil de nuestra población.

El PP pide la elaboración de estrategias que fomenten los hábitos saludables

Por otro lado, a través de una propuesta del PP, ha aprobado instar a Gobierno a  desarrollar estrategias para fomentar la adquisición de hábitos saludables de nutrición, de higiene y de actividad física para concienciar a la sociedad los beneficios de cuidar la propia salud, así como instar al Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno Central a tomar medidas de ámbito nacional encaminadas a promocionar el autocuidado de la propia salud entre la población de nuestro país. 

El diputado popular Miquel Jerez, ha destacado que “a pesar de que las ciencias médicas, el diagnóstico o la cirugía han experimentado un progreso muy notable que nos permite vivir más años y superar muchas crisis de salud a lo largo de nuestra existencia no están consiguiendo que disminuya el número de enfermedades”, por lo que ha hecho hincapié en “la responsabilidad individual sobre el mantenimiento de la propia salud”.

En este sentido, Jerez ha destacado la “necesidad” de que cada persona se ocupe voluntariamente de desarrollar unos recursos personales que le ayuden a mantener un estado de buena salud a lo largo de toda su vida.