Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:20
Viernes, 30 de enero de 2015, a las 13:15
Redacción. Valencia
El programa de educación para la salud de Nou Moles, en el que ya han participado 550 personas, pretende que el paciente mejore el control de enfermedades, como la diabetes, en la que, por ejemplo, se trata de mejorar el conocimiento de la enfermedad y aumentar la adherencia a los tratamientos.
 

Llombart.

Y es que, el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, ha podido asistir a uno de los talleres del programa de charlas "Por fin es jueves", que agrupa a un máximo de catorce pacientes que sufren diabetes tipo 2, y que son guiados por una enfermera en un total de diez sesiones, cerca de 3 meses.
 
En la diabetes tipo 2, "la alimentación y el ejercicio son tan importantes como el propio tratamiento de la enfermedad y de ahí la importancia de lograr un estilo de vida adecuado entre estos pacientes", ha señalado Amparo Sala, enfermera encargada de los talleres. 
 
Así, los catorce pacientes del programa  ‘Por fin es jueves’ son seleccionados en las consultas del centro a través del programa de diabetes que tiene el centro y, una vez finalizan las sesiones, otro nuevo grupo es seleccionado para iniciarlas de nuevo.
 
A estos grupos de pacientes se les realizan unas analíticas antes, después del curso y a los seis meses, para conocer el nivel de autocontrol de la enfermedad. Esta iniciativa está implantada en 12 departamentos de salud. 

'Charlas para la comunidad'
 
Por otro lado, durante la semana también tiene lugar los 'Mapas de conversaciones sobre diabetes' y las 'Charlas para la comunidad'. En relación al primero, se trata de una actividad que estimula la interacción entre un grupo de pacientes con diabetes que a través de un juego de mesa comparten experiencias y vivencias sobre su enfermedad.
 
En relación con las 'Charlas para la comunidad', se trata de debates sobre diferentes enfermedades y consejos para mejorar la salud de los ciudadanos. Se abordan cuestiones como el colesterol, la osteoporosis, artritis, el pie diabético, la nutrición, ansiedad, o el papel del cuidador en enfermos terminales.

De este modo, un total de 240 pacientes con diabetes se han beneficiado ya de esta dos iniciativas que han permitido a los afectados controlar el avance de su enfermedad, en los cuatro años que lleva en funcionamiento.En el año que llevan celebrándose, más de 315 usuarios se han beneficiado de estas charlas. 
 
Por último, Llombart ha destacado que "la educación sanitaria es una pieza fundamental en el tratamiento de la diabetes y otras enfermedades crónicas", y  ha explicado que, a través de los programas de educación sanitaria "se logra mejorar el grado de adherencia de los pacientes a los tratamientos, mediante un mayor conocimiento de la enfermedad y la promoción del ejercicio físico, una alimentación equilibrada y el cambio hacia un estilo de vida más saludable".