Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

El Hospital Príncipe de Asturias atiende a 113 bebés en su nueva UCI neonatal

Desde enero de 2012, la Unidad de Neonatología, dependiente del Servicio de Pediatría del centro sanitario, está acreditada para atender a recién nacidos en situación crítica

Sábado, 27 de julio de 2013, a las 12:06

Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Príncipe de Asturias, situado en Alcalá de Henares, ha atendido a 113 bebés en su nueva UCI neonatal. Desde enero de 2012, la Unidad de Neonatología, dependiente del Servicio de Pediatría del centro sanitario, está acreditada para atender a recién nacidos en situación crítica y a prematuros nacidos a partir de 28 semanas de edad gestacional.

Juan José Equiza, gerente del Hospital Príncipe de Asturias.

Debido a sus características y dotación, esta unidad es referencia del Corredor del Henares (localidades de Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz y sus áreas de influencia) para la atención de los neonatos. La ampliación de la asistencia neonatal a recién nacidos menores de 32 semanas y hasta las 28 semanas de gestación ha evitado a las madres el tener que desplazarse a otros hospitales de Madrid o de la periferia (Getafe, Leganés y Móstoles) para estar con sus hijos prematuros.

Tras obtener la acreditación, 113 recién nacidos han sido tratados en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del hospital de Alcalá de Henares. Entre otros motivos de hospitalización en esta unidad, 27 lo fueron por gran prematuridad (menos de 32 semanas), 24 por muy bajo peso (menos de 1.500 gramos) y 7 por peso extremadamente bajo (menos de 1.000 gramos).

El ingreso de un bebé prematuro se prolonga durante semanas o meses, de modo que al evitar a las madres y a sus familias el desplazarse diariamente largas distancias, les reduce considerablemente el estrés, beneficia el mantenimiento de la lactancia materna y la implicación familiar en los cuidados del recién nacido prematuro.

Cuidados centrados en el desarrollo

El objetivo del Plan de Mejora en la Atención Perinatal del hospital es favorecer un modelo de entender el cuidado de los recién nacidos que coordine las intervenciones médicas y enfermeras, además de aplicar medidas de contención y analgesia no farmacológica.

Se pretende también minimizar el estrés utilizando sistemas de alarma, como sonómetros, para reducir el nivel de ruido en la unidad, ya que los estímulos sensoriales dolorosos o estresantes interfieren en el desarrollo cerebral de los recién nacidos prematuros.

Estos sonómetros avisan con una señal visual en el momento en el que se superan los niveles adecuados de ruido. También se ha favorecido la práctica del 'método canguro', incluso en los recién nacidos prematuros con asistencia respiratoria, lo que ha redundado en un fortalecimiento del vínculo y una mayor implicación de los padres.

Los profesionales de la unidad (pediatras neonatólogos y personal de Enfermería) cuentan con formación específica en cuidados centrados en el desarrollo y promoción de la lactancia materna, dentro del programa del IHAN (Iniciativa para la Humanización y Atención al Nacimiento y la Lactancia), promovida por Unicef, en la que colaboran las matronas y obstetras.

La implantación de este programa en el centro sanitario ha incrementado el porcentaje de recién nacidos prematuros, especialmente de menos de 32 semanas, que se han alimentado con lactancia materna exclusiva durante el ingreso en la unidad y han continuado con ella al alta. Un 98 por ciento de los prematuros de entre 28 y 32 semanas continuó recibiendo leche materna al alta, de ellos el 50 por ciento en forma de lactancia mixta y el 48 por ciento en forma de lactancia materna exclusiva.

Acreditación asistencial

La Unidad de Neonatología tiene 14 puestos asistenciales, diferenciándose un área de aislamiento (con capacidad para tres puestos), un área de estabilización para pacientes en situación crítica (dotada de tres puestos) y una zona de cuidados intermedios (con ocho puestos).

Como condición previa a la ampliación de la asistencia neonatal, la Unidad recibió las correspondientes autorizaciones de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para obtener la acreditación que ha permitido ascender de nivel asistencial Nivel IIb al Nivel IIIa. En la Unidad Neonatal también se imparte docencia a alumnos de cuarto y sexto curso de la Universidad de Alcalá de Henares, y a residentes (Facultativos MIR de Pediatría y Enfermeros EIR de Enfermería Pediátrica).