Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

El Principado traslada al Cermi un “drástico” recorte del 40 por ciento a las entidades de la discapacidad

La revisión de los expedientes ya valorados retrasará la incorporación de nuevas personas dependientes al sistema

Domingo, 22 de julio de 2012, a las 20:18

Redacción. Oviedo
La Consejería de Bienestar Social y Vivienda ha trasladado al Comité de representantes de las personas con discapacidad del Principado de Asturias (Cermi Asturias) el “drástico” recorte del 40 por ciento de la cantidad fijada en 2011 para los programas de atención a las personas con discapacidad y a sus familias, así como la rebaja y eliminación de otras líneas de subvención y el retraso en el cobro de las plazas de los recursos convivenciales.

Esther Díaz, consejera de Bienestar.

Al encuentro han asistido la presidenta del Cermi Asturias, Mónica Oviedo; el vicepresidente, José Luis Crespo; la secretaria, Yobanka Cuervo; y el tesorero, Javier Rubio. Por parte del Gobierno asturiano, han acudido la consejera de Bienestar Social y Vivienda, Esther Díaz; la directora general de Atención a la Dependencia, Clara Costales; y el director general de Políticas Sociales, Jacinto Braña.

“Se presenta un panorama desolador para los derechos de las personas con discapacidad tras 40 años de incansable y riguroso trabajo por parte del movimiento asociativo de la discapacidad”, ha manifestado el Cermi Asturias.

En relación a la información facilitada por parte del Principado sobre la no convocatoria para este año de las ayudas individuales, para el Cermi Asturias, esta medida va a causar un “grave perjuicio a las personas con escasos recursos que solicitaban ayudas para el copago de la prótesis, sillas de ruedas, u obras de accesibilidad en viviendas, audífonos, y gafas”, entre otras.

Además, en cuanto a la reciente reforma de carácter restrictivo de la Ley de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia, el Comité asturiano opina que se constata la desaparición de la compatibilidad entre servicios y prestaciones, la pérdida de derechos de los cuidadores, al reducirse un 15 por ciento sus ingresos y desaparecer el alta en la Seguridad Social para los nuevos cuidadores y la baja a 31 de agosto de los actuales, así como la desaparición de los niveles I y II en la graduación de la dependencia.

15.000 expedientes

Asimismo, según el Cermi Asturias, esto unido a la revisión de los expedientes ya valorados, que ascienden a 15.000, retrasará la incorporación de nuevas personas en situación de dependencia al sistema y la pérdida de los derechos actualmente adquiridos para el resto.

Por otra parte, el Comité autonómico ha destacado otro “grave” problema que permanece en el tiempo, que es la no asignación de nuevos casos de personas ya valoradas y en espera de determinados servicios o prestaciones hasta la resolución del concurso público de las plazas gestionadas hasta la fecha por el Tercer Sector.

Desde el Cermi Asturias se reivindica el mantenimiento de las entidades y que los servicios que se prestan sean “una prioridad” para el Ejecutivo, de cara a los presupuestos del ejercicio 2013, ya que, según explica, en el caso de que no se reserven partidas suficientes para seguir prestando la atención directa a las personas con discapacidad de Asturias, “nuestra desaparición será inmediata y se nos condenará a la caridad y beneficencia, que creíamos ya superada”.