Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 11:05

El PP dice que el PSOE tenía un plan “oculto” para cerrar hospitales

Cañizares ha defendido que con estas medidas de ahorro se consigue que el sistema sea sostenible

Martes, 15 de enero de 2013, a las 17:16

Redacción. Toledo
El portavoz del PP en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha asegurado que, en el traspaso de poderes en la Junta de Comunidades, el PSOE planteó al actual Gobierno regional un "calendario oculto" para cerrar hospitales y centros de salud por la falta de recursos económicos.

Francisco Cañizares.

Cañizares ha hecho esta denuncia en conferencia de prensa, ante las críticas recibidas por el cierre nocturno de 21 Puntos de Atención Continuada (PAC) desde el lunes. El portavoz del PP, que no ha desvelado cuántos hospitales tenían planeado cerrar ni qué dirigentes socialistas trasladaron al PP estos posibles cierres durante el traspaso de poderes, ha rechazado con esta acusación que el PP "esté poniendo en aprietos la sanidad regional".

Ha insistido en que en la junta negociadora del traspaso de poderes del Gobierno regional se habló de la "desaparición completa, no de la limitación de horarios", porque "las cuentas no cuadraban y se tenían que cuadrar de una manera u otra".
Según Cañizares, en estas reuniones se habló de cerrar hospitales y el segundo punto de actuación habría sido el cierre definitivo de centros de salud, dependiendo de su ubicación y su población. Cañizares ha defendido que el Gobierno regional, con sus medidas de ahorro, ha conseguido "sostener un sistema sanitario absolutamente quebrado por el PSOE".

En cambio, ha insistido en que en Castilla-La Mancha "está siendo atendido todo el mundo que lo necesita". Sobre la dimisión de toda la lista del PP en el Ayuntamiento de Honrubia (Cuenca) en señal de protesta por la reducción horaria del PAC de este municipio y ante la pregunta de si se les abrirá expediente o serán expulsados del partido, Cañizares ha contestado que no cree que "sea motivo en ningún caso", si bien ha recordado que él es el portavoz del grupo parlamentario. "Se puede entender que en el ámbito municipal se desee tener el máximo de servicios posible", ha manifestado el portavoz, para quien quienes "deberían dimitir y no tienen vergüenza son los que se han gastado el dinero de la sanidad de Castilla-La Mancha en apoyar proyectos privados y en favorecer a los amigos del PSOE".