Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45
Lunes, 23 de noviembre de 2015, a las 16:21
Redacción. Toledo
El PP ha asegurado que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha creado un buzón en "los grandes hospitales" de la región "para esconder pacientes y falsear las listas de espera", algo que para el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular, Francisco Núñez, "es motivo suficiente para que dimita el consejero de Sanidad, Jesús Fernández".

Núñez.

Así lo ha puesto de manifiesto el diputado del PP en rueda de prensa en las Cortes regionales, donde ha denunciado que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, "prepara el mayor plan, posiblemente de nuestra historia reciente, para derivar pacientes a la sanidad privada con el fin de ir eliminando pacientes de la lista de espera".

De este plan, cree Francisco Núñez, "tendrá algo que decir Podemos", porque, según ha dicho, "se está preparando y se va a empezar a ejecutar", recordando que la formación morada firmó un acuerdo de investidura con García-Page "por el cual no se podían derivar pacientes a la sanidad privada".

Dicho esto, ha señalado que le gustaría que el presidente regional explicara "el buzón previo que se ha creado antes de la listas de espera, un buzón de la opacidad y de la vergüenza". "Un buzón en el que los profesionales sanitarios introducen a los pacientes previo a que pasen a la lista de espera generando incertidumbre e inseguridad".

"Un buzón que se crea en los hospitales por el que el médico en lugar de darte cita en la lista de espera, te introduce en un buzón del que desconoces cuándo saldrás. Un buzón que controla la dirección del hospital y que se hace para que no haya pacientes en la lista de espera", ha insistido el dirigente del PP.
 
Sobre este asunto, la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Blanca Fernández, ha considerado que en el Partido Popular "deben ser expertos" en cómo manipular listas de espera, y ha dicho no tener constancia de que hubiese "ningún buzón ni agujero negro" para "esconder" pacientes.