Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El PP apuesta por un nuevo modelo de gestión sanitaria para Cádiz liderado por los profesionales

“Concebido bajo una apuesta por la sanidad pública que hace el Partido Popular, señala

Miércoles, 18 de febrero de 2015, a las 19:06
Redacción. Cádiz
El presidente del PP de Cádiz y cabeza de lista del PP por la provincia a las elecciones andaluzas, Antonio Sanz, apuesta "por un nuevo modelo de gestión sanitaria para la provincia liderado por los profesionales sanitarios" y critica que de 2011 a 2014 se hayan perdido en la provincia "1.170 puestos de trabajo fijo en la sanidad pública".

En rueda de prensa, Sanz ha afirmado que "con la presidenta de la Junta, Susana Díaz, la sanidad gaditana ha pasado de estar en estado crítico a estar en la UCI, con un estado sanitario de caos, de descontrol y desbordamiento de la gestión que ha provocado las últimas crisis sanitarias en la provincia, especialmente en las urgencias de manera muy clara, con el ataque que Díaz hace constantemente a los profesionales sanitarios".

En este sentido, el dirigente 'popular' ha realizado "un compromiso firme a favor de los profesionales sanitarios", agradeciendo "la labor impagable que están realizando" y lamentando que se estén viendo "desasistidos por completo por la Junta".

Sanz ha trasladado una propuesta de "nuevo modelo de gestión sanitaria" en la provincia "concebido bajo una apuesta por la sanidad pública que hace el PP". A su juicio, "la Junta ha perjudicado seriamente la salud", y sostiene que "ése es el resultado de tres años de gestión" en los que "se ha puesto en peligro la sostenibilidad del sistema".

Indica que "todo esto ha conllevado una situación de recortes, de falta de ejecución presupuestaria, de deuda, de precariedad laboral, de abusos, de escándalos, de retrasos, de incumplimientos y de colapso sanitario a la que hay que poner fin de manera definitiva".

Apunta que "con Díaz ha habido mucho menos presupuesto en sanidad que nunca, se ha provocado un agujero de 1.370 millones de euros en Andalucía, una deuda con proveedores de 260 millones de euros y se ha llegado a perder prácticamente 7.600 puestos de trabajo fijo de la sanidad pública andaluza".

“Gestión fracasada”

Para el presidente del PP de Cádiz, "estos recortes van en contra de lo que para un gobierno debería ser una de sus prioridades, la sanidad", y señala que "las cifras demuestran una gestión fracasada en materia de sanidad en la provincia y que además sitúan a Andalucía como la última comunidad en gasto sanitario por habitante, con 1.040 euros, cuando la media en España es de 1.257 euros".

Asimismo, ha incidido en que "de 2012 a 2014 se han recortado 2.402 millones, lo que representa un recorte de 238 millones en la provincia". En este sentido, resalta que "todo esto ha tenido unas consecuencias que estamos pagando todos los gaditanos en ese caos y ese descontrol sanitario" y que "el Gobierno andaluz de Díaz ha perjudicado seriamente la salud de la provincia".

Por todo ello, el PP de Cádiz apuesta "por ofrecer a los ciudadanos y a los profesionales sanitarios un nuevo modelo de gestión sanitaria liderado directamente por los propios profesionales", comprometiéndose a "tomar las medidas necesarias para acabar con la precariedad laboral, con la sobrecarga asistencial, con la saturación de trabajo, con la pérdida de salario y con politización del Servicio Andaluz de Salud (SAS), que ha provocado negativas consecuencias para todos".

Así, el PP asume el "compromiso" de "devolver a los profesionales sanitarios unas condiciones laborales dignas que han sido gravemente afectadas y atacadas por el Gobierno andaluz de Díaz".

Esta propuesta "implica la reposición de los recortes salariales y laborales empezando por la recuperación este 2015 del 25 por ciento de la paga extra del 2012, lo que podría beneficiar a más de 13.000 trabajadores de la provincia y supone hacer algo que, hasta ahora, injustamente no se ha hecho".

Con ello, se pretende "garantizar la estabilidad en el empleo, lo que significa asumir un compromiso de cobertura de las vacantes que se generen y plantear y propiciar las contrataciones de plazas estructurales que pasen a ser nombramientos de interinidad".

Acabar con “contratos basura”

Eso pasa por "el compromiso de acabar con los contratos basura en la sanidad andaluza y que todas las contrataciones se harán al cien por cien de la jornada laboral, y no como ha venido ocurriendo estos años atrás".

Sanz ha detallado que el PP va a "proponer modificaciones legislativas para considerar autoridad pública a los profesionales sanitarios, lo que significa que el partido es partidario de tipificar como delito la agresión a los profesionales sanitarios y, para ello, se pretende presentar la correspondiente enmienda en el Senado, donde se tramita el nuevo Código Penal".

"Cuando el presidente del PP-A, Juanma Moreno, sea presidente de la Junta, se apostará por la despolitización total de la sanidad", ha aseverado, recordando que "en estos momentos hay 4.100 cargos intermedios de libre designación":

Además, sostiene que "se va a introducir la autogestión sanitaria implicando directamente a los profesionales sanitarios en la gestión, en la cuenta de resultados y en la sostenibilidad del SAS".

Asimismo, el PP "pondrá en marcha un plan de agilización de las listas de espera", incidiendo en que "esas listas se han elevado a más de 7.000 pacientes en el último año, incremento que conlleva un tiempo de espera en estas listas que es inasumible, siendo en algunos casos de 180 días, o en el caso de las operaciones quirúrgicas de 120 días de espera".

En este sentido, el presidente del PP de Cádiz se compromete a, si gana el PP-A las elecciones andaluzas, "en los dos primeros años de la legislatura, garantizar un plazo máximo de intervención quirúrgica de 60 días naturales; y a reducir los tiempos máximos de espera en consultas externas a 15 días naturales y para las pruebas diagnósticas a diez días naturales".

Todo ello "al objeto de agilizar el funcionamiento pero, sobre todo, para dar una atención sanitaria de calidad a los pacientes", expone, detallando que "los pacientes declarados preferentes deben canalizarse a través de los responsables de las unidades para verificar esa condición y ser citados de inmediato, siendo, en todo caso, la espera en estos casos no superior a los 15 días", una propuesta que para "el total de las especialidades".
Modernización de urgencias

El PP plantea "un plan de reforma y modernización de las unidades de urgencias hospitalarias con el objetivo de disminuir los tiempos de atención a los usuarios".

En esta línea, propone "paralizar el actual proceso de fusión hospitalaria, que se está llevando a cabo de espaldas a los profesionales y sindicatos y que es un modelo que significa más recortes y más dificultad en la gestión de los hospitales en Andalucía".

Otro de los "grandes objetivos" que es "potenciar la atención primaria con un nuevo mapa sanitario que propone un panorama sanitario más resolutivo y menos burocratizado, asumiendo un papel clave como antorcha del SAS para evitar todo el colapso que estamos teniendo", refiriéndose a "los numerosos centros de salud que aún están pendientes de construcción en la provincia o el cierre de muchos centros de salud por las tardes".

Finalmente, Sanz ha apuntado que "otro de los objetivos del PP en materia sanitaria cuando gobierne Moreno la Junta será la paralización inmediata de la subasta de medicamentos, porque atenta contra la equidad en el acceso de los andaluces a los medicamentos".

El PP cree que la sanidad "tiene que ser una verdadera prioridad del futuro en la Junta", abundando en que para Moreno "esa prioridad se convierte en obsesión además, porque en el margen de las competencias que tiene la Junta de Andalucía, la sanidad tiene que estar a la cabeza y tiene que ser lo primero junto con las políticas de empleo".