Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Miércoles, 07 de octubre de 2015, a las 18:58
Redacción. Palma
La Comisión de Salud del Parlament balear ha aprobado este miércoles, con el voto en contra del PP, una propuesta socialista para rechazar el decreto que impone el copago farmacéutico a los pensionistas e instar al Gobierno central a derogarlo.

Patricia Gómez.

El diputado socialista Vicenç Thomàs ha denunciado que esta medida aplicada desde 2012 "perjudica gravemente" a los pensionistas. "El copago supuso 10,7 millones de euros para los pensionistas de Baleares el 2012 y 11 millones de euros en 2013, afectando directamente a un colectivo vulnerable”.

Según Thomàs, esta medida ha ocasionado que "uno de cada cinco pensionistas haya dejado de recoger todos sus medicamentos”.

"Con el nuevo modelo sanitario del PP hemos visto cómo se perdían 20.000 tarjetas sanitarias o cómo se modificaba la cartera de servicios para introducir copagos", ha lamentado.

La reunión parlamentaria ha concluido asimismo con la aprobación de una propuesta del PSIB encaminada a dotar de un uso sociosanitario al antiguo edificio del Hospital Can Misses, en Ibiza, para atender a enfermos de larga duración.

El diputado Enric Casanova ha declarado en este sentido que la reutilización del espacio ya estaba prevista para el pasado año, pero el Ejecutivo abandonó su puesta en marcha.